¿Qué esperar de Bitcoin este año 2022?

0
914

Bitcoin está en boca de todos tras seguir la senda bajista de los mercados. Aun así sigue siendo la principal criptomoneda del mercado, aunque haya perdido dominancia frente a Ethereum en el último año.

Las noticias poco esperanzadoras de los precios de bitcoin no alientan a los inversores al menudeo a invertir en esta criptomoneda por ahora, lo que por el contrario es un llamado a la puerta de los inversores institucionales que están viendo el precio de Bitcoin “de rebajas en enero”.

Luego de perder el nivel de los $50,000 dólares, bitcoin entró en una espiral de caída que lo ha llevado al borde de perder el nivel de soporte de los $40.000. Un colapso repentino provocado por un sentimiento bajista que también impactó en otros mercados bursátiles mundiales.

Noticias como la pérdida del Hashrate luego de un apagón del Internet en Kazajistán tras las protestas internas contra el alza de los precios de la energía. La migración de traders chinos, los cuales tenían hasta el 31 de diciembre de 2021 para cerrar sus inversiones en criptomonedas.

Sumado a los anuncios de la Reserva Federal de los Estados Unidos o la Fed, sobre el cambio de política monetaria, que encarecerá el crédito y que retirará el excedente de liquidez de la economía de ese país, que aporta ese organismo para mitigar los efectos en la economía de la pandemia.

Junto a noticias donde predomina el aumento en la tasa de contagios en la mayoría de los países en medio de la aparición de nuevas variantes del COVID-19, las cuales posiblemente impactarán negativamente en una recuperación económica, que está tomando bastante tiempo ya.

Aunado a la creciente inflación a nivel global, los cuellos de botella de las cadenas de producción y distribución en algunos rubros sin resolver, que a su vez genera la escasez de dichos productos, el aumento de la deuda pública mundial, y un largo etcétera generan temor en los inversores.

Por si fuera poco, las tensiones geopolíticas en la zona euroasiática entre Rusia y Ucrania, termina de ensombrecer el panorama, ante una eventual guerra que hunda más las perspectivas económicas globales, han desanimado a muchos inversores minoristas en este inicio del 2022.

Este desánimo derivó en una actitud que es vista más como “prudencia”, ante un escenario de retirada del “dinero gratis” que imperó desde el inicio de la pandemia y que tras casi dos años en boga, es obvio que traerá una desaceleración económica.

Pero esta denominada “prudencia” ante los riesgos que se ciernen y los posibles “Cisnes Negros” que pudieran surgir, no son limitaciones para los inversores institucionales que luego de ventas masivas al cierre del 2021, se preparan para invertir nuevamente en un bitcoin a la baja.

Ahora mismo, muchos analistas estiman que es posible que bitcoin pudiera incluso llegar a los $38.000 dólares o menos. Pero, como el mercado de criptomonedas ha demostrado a lo largo de estos años, tarde o temprano, el optimismo retornará a los mercados y el precio volverá a subir.

Jay Hatfield, director ejecutivo de Infrastructure Capital Advisors dijo al ser consultado por Blomberg:

«Es probable que las criptomonedas permanezcan bajo presión a medida que la Fed reduzca sus inyecciones de liquidez”, y añadió. «Bitcoin podría terminar el 2022 por debajo de los $20,000».

Unas declaraciones que sin duda preocuparon a muchos inversores pequeños y medianos de criptomonedas, los cuales prefieren resguardarse en stablecoins, mientras aguardan a que pase la tormenta que afecta a los mercados por ahora empujado por los osos hacia el fondo.

De hecho, casi todos los analistas coinciden en que durante este primer trimestre del año, es necesario tener mucha paciencia con los movimientos en el criptomercado. Por lo que muchos ya apuestan a inversiones en largo en altcoins y algo en bitcoin.

Pero por mucho que alrededor de bitcoin haya amor y odio de quienes apoyan y están en contra de la principal criptomoneda, para los inversores sigue generando expectativa, sobre todo luego que el pasado mes de septiembre El Salvador, se convirtiera en el primer país del mundo en hacer de bitcoin en una moneda oficial junto con el dólar estadounidense.

Una medida que se espera sea replicada por otros muchos países de la región latinoamericana e incluso, fuera de ella. De hecho analistas como Nigel Green, CEO de deVere Group, estiman que posiblemente Panamá, Paraguay, Guatemala y Honduras, por nombrar algunos, se abrirán al BTC pronto

Green dijo específicamente que: “Debido a su dependencia similar de las remesas, entre otros factores, otros países, incluidos Panamá, Paraguay, Guatemala y Honduras, también podrían adoptar Bitcoin”.

Y agregó que: “Los países de bajos ingresos han sufrido durante mucho tiempo porque sus monedas son débiles y extremadamente vulnerables a los cambios del mercado y eso desencadena una inflación galopante”.

“Esta es la razón por la que la mayoría de los países en desarrollo se vuelven dependientes de las principales monedas del ‘primer mundo’, como el dólar estadounidense, para completar las transacciones”.

“Sin embargo, la dependencia de la moneda de otro país también viene con su propio conjunto de problemas, a menudo muy costosos. Un dólar estadounidense más fuerte, por ejemplo, afectará las perspectivas económicas de los mercados emergentes, ya que los países en desarrollo han asumido tanta deuda denominada en dólares en las últimas décadas”.

Es debido a ello, que Green considera que: “Al adoptar la criptomoneda como moneda de curso legal, estos países inmediatamente tienen una moneda que no está influenciada por las condiciones del mercado dentro de su propia economía, ni directamente de la economía de otro país”.

Debido a ello, que cada vez más países muestran su interés en adoptar a bitcoin, algo que Green observa como una oportunidad. Tras el proyecto de El Salvador, en Panamá también se anunció un proyecto de ley para convertir la criptomoneda en moneda de curso legal en el país.

En ese sentido, el congresista panameño Gabriel Silva responsable del proyecto de ley, escribió en un tuit que esto podría convertir a Panamá en “un verdadero hub de tecnología y emprendimiento” y atraer inversiones de otras naciones tal y como ha sucedido en El Salvador.

Por otro lado, en el Senado de Paraguay, se aprobó un proyecto de ley que está dirigido a regular el comercio de criptomonedas y la minería de este tipo de -Activos Virtuales- (como los califica la ley) en ese país suramericano.

Sin embargo, también los bancos centrales de Honduras y Guatemala están llevando su mirada hacia los criptoactivos, aunque por ahora, están adoptando un enfoque diferente, ya que se encuentran estudiando las monedas digitales del banco central (CBDC)

Lo bueno es que a medida que más países adopten las criptomonedas privadas dentro de sus economías, su masificación traerá grandes beneficios como la estabilidad y un mayor volumen de comercio, lo que sin duda impulsará a bitcoin y el resto de las altcoins a nuevos niveles de precios.

Aunque no todo será tan sencillo, pues una regulación impositiva cada vez más fuerte se sentirá en 2022 sobre la tenencia de este tipo de activos, pues hay quienes señalan que se están preparando nuevos marcos regulatorios en varios países que pudieran impactar al sector y por ende a los inversores.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.