Hoy en día, más de mil millones de personas aún no tienen acceso ni siquiera a los servicios bancarios básicos, es decir, todavía no está bancarizada, pero conocen que son los bancos y servicios que éstos prestan, han visto, tenido, o poseen tarjetas de crédito y han utilizado el crédito de alguna forma para mejorar su calidad de vida.

Sin embargo, al hablar de DeFi, el acrónimo de Decentralized Finance (Finanzas Descentralizadas) no es tan sencillo, no solo por lo poco conocido del término, sino porque todavía no ha sido muy difundido por los grandes medios del mainstream a todo el público.

Y es que el DeFi llega con la promesa de ofrecer a cualquier persona con una conexión a Internet y un teléfono móvil acceso a una gama completa de servicios bancarios, mientras obtiene un rendimiento de sus ahorros, por pequeños que éstos sean.

Aunque los Neobancos son una aproximación a la digitalización de servicios financieros en la nube, manejados algunos de ellos por Smart Contracts o Contratos Inteligentes e Inteligencia Artificial, todavía falta un largo trecho para que el usuario final disfrute de una experiencia descentralizada y la DeFi viene precisamente a resolver esto.

DeFi es un movimiento que ha surgido después de más de una década de las criptomonedas y tokens que componen el mercado de criptoactivos, miles de proyectos ICO’s, el cual con esa experiencia acumulada, está brindando servicios financieros paralelamente al sistema bancario tradicional, con un nuevo tipo de economía de valor en basado en Internet.

Este movimiento de las DeFi busca como objetivo final, un mundo donde el dinero fluya de manera más eficiente, equitativa y justa sin intermediarios en un ecosistema de servicios financieros de código abierto, no permisionado y transparente, que sea accesible para todo el mundo y opere sin ninguna autoridad central que es al final lo más importante.

Con DeFi, se puede desde ahorrar, pedir un préstamo, programar el pago de servicios hasta invertir en el mercado, manteniendo un control total sobre los activos gracias a las Dapps que operan de forma peer-to-peer (P2P), realizando funciones financieras que son registradas en blockchains.

Estas Dapps permiten que las personas presten o pidan prestado fondos a otras personas, realicen operaciones largas o cortas en una variedad de activos, intercambien valor o ganen intereses en una cuenta de ahorro todo de manera automatizada sin intervención de un ente central o fiscalizador.

Todas estas transacciones financieras se rigen por reglas integradas en el código y son conocidos como Smart Contracts.

Por una parte, los Smart Contracts, funcionan como un acuerdo prestablecido, donde el código hace determinadas tareas financieras dependiendo de las condiciones del mercado, lo que se puede resumir de forma simple al señalar, «si x, entonces y».

Gracias a esto se pueden automatizar pagos de todo tipo a una determinada fecha del mes o con una condición determinada, cómo liberar fondos de un escrow de seguros, recibir intereses por alguna inversión, realizar un Swap o intercambio de criptoactivos, en caso que el valor del criptoactivo baje o suba, entre otras posibilidades que pueden ser infinitas.

La potencia del DeFi, reside en que sus Dapps pueden conectarse entre sí y trabajar juntas para crear servicios financieros verdaderamente complejos y concatenados.

Sin embargo, las Dapps de DeFi hacen lo mismo e incluso son mucho más complejas que un Smart Contract, ya que están diseñadas para para funcionar de forma independiente, conectando directamente a las contrapartes en forma peer-to-peer (P2P).

Estas Dapps bajo DeFi se pueden conectar a una cuenta en un exchange de criptomonedas y luego prestar algunas de sus monedas o pedir prestado contra su garantía, para comprar más criptoactivos generando rendimiento en el proceso.

Además, muchas transacciones comunes son mucho más complicadas, ya que ahora los usuarios DeFi compran Bitcoin envuelto (WBTC) un token ERC-20 respaldado 1: 1 por Bitcoin y mantenido en el fondo de Bitgo Trust.

Con este token de WBTC se trae la liquidez de Bitcoin al ecosistema Ethereum, para acelerar las transacciones DeFi celebrando acuerdos complejos utilizando múltiples aplicaciones DeFi para aumentar sus ganancias.

Dado que muchos contratos inteligentes requieren que las contrapartes publiquen garantías como garantía, los analistas rastrean el crecimiento de las Dapps al observar la cantidad de dinero efectivamente bloqueada en el ecosistema DeFi.

Ahora mismo la cantidad total de garantías que las personas han invertido en las aplicaciones DeFi superó los $9.01 mil millones de dólares, según el rastreador DeFi Pulse.

El desafío ahora para los usuarios es que deben comprender cómo funciona un servicio en particular, al leer los White Papers “libros blancos” y tutoriales relacionados con DeFi teniendo cuidado en sus inversiones, porque las transacciones no se pueden revertir.

Sin embargo, una vez que un usuario controla los extremos básicos de DeFi comprenderá la potencia de acceder a servicios financieros, especialmente, para aquellos sujetos que se encuentran aislados del sistema financiero actual.

Ahora, los usuarios de criptomonedas en principio deberían conocer y adaptarse para migrar parte de sus activos a las DeFi, sin embargo, todavía muchos tienen sus reservas o desconocen los alcances de este movimiento, siendo esto la primera barrera de entrada a enfrentar.

Parte del compromiso de los actores del mundo blockchain y las finanzas digitales descentralizadas, debe ser apostar por eliminar aún más la fricción que todavía puede existir para que las DeFi sea atractivo de forma masiva.

Artículo cortesía de:

Blockctrendy, Últimas Noticias e Historias Destacadas, Últimas noticias mundiales, Historias virales, Tecnología, Blockchain y más!

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.