Parlamento italiano aprobó impuestos a los criptoactivos

0
456

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, introdujo un proyecto de ley de impuestos a la venta de activos digitales que fue aprobado por el Parlamento la semana pasada. Este proyecto otorga el marco legal para la recaudación en el presupuesto de este 2023, de los impuestos sobre las ganancias con criptomonedas y define los criptoactivos en ese país.

El paquete de medidas expansivas del presupuesto de 2023, que había recibido el pasado jueves el voto de confianza en el Senado, busca corregir un déficit del 4,5% del producto interno bruto, aunque con la asignación de deducciones fiscales y bonificaciones para ayudar a las empresas y familias italianas.

Debido a la crisis energética, la primera ministra Meloni, elaboró una enmienda al presupuesto expansivo para este año que consiste en recortes de impuestos por el orden de los 21.000 millones de euros y bonificaciones para ayudar a los contribuyentes en ese país europeo.

Esta medida que ya se había anunciado a finales de noviembre, prevé que los comerciantes de criptomonedas italianos, deban pagar impuestos del 26% a partir de este año, sobre las ganancias de capital por transacciones por encima de 2.000 euros.

Del mismo modo, aunque las empresas proveedoras de servicios criptográficos en el país recibirán un impacto que aún no se ha calculado en sus cuentas fiscales por la nueva Ley, los contribuyentes que informen los ingresos relacionados con criptoactivos se beneficiarán de la ley de incentivos.

Para ello, la medida ofrece la posibilidad de emplear un “sustituto del impuesto a la renta” en los inversores, equivalente al pago del 14% del valor de sus tenencias al 1 de enero de 2023, en lugar de los costos en el momento de la compra e incluso registrar las pérdidas para ser luego restadas de los ingresos.

Sin embargo, uno de los cambios, eliminó la exención en el caso de que un contribuyente ha sido propietario durante más de siete días consecutivos, de una cantidad menor a 51.645,69 euros en criptomonedas, reemplazándolo con la exención de pago por ganancias de capital, siempre y cuando estas se encuentren por debajo de 2.000 euros al año.

Asimismo, introduce una amnistía para los contribuyentes que no han indicado en las declaraciones anteriores, la tenencia o propiedad de criptoactivos o los ingresos procedentes de sus derivados.

Y es que la enmienda aprobada la semana pasada por el Parlamento italiano, tiene previsto permitir la regularización de las criptomonedas mantenidas al 31 de diciembre de 2021, que no hayan sido declaradas.

Entre otros aspectos, que definen las reglas sobre la fiscalidad de los criptoactivos para los contribuyentes en Italia, establece las reglas para la tributación de sucesiones de criptomonedas y las donaciones.

A pesar de que el impuesto sobre criptoactivos establece una carga impositiva a las transacciones con criptomonedas en ese país, la nueva enmienda legislativa representa un gran paso adelante para la transición de Italia hacia un criptoestado.

Aunque hasta la fecha, la República Italiana, no ha creado un marco regulatorio específico para regular las criptomonedas, en esta enmienda en el presupuesto nacional de 387 páginas, se logra establecer una definición de los criptoactivos.

En la Ley del Senado italiano, nro. 442 se define a los criptoactivos como “una representación digital de valor o el valor de derechos, los cuales pueden ser transferidos y almacenados electrónicamente, utilizando la tecnología de la distribución de contabilidad o de tecnología similar”.

Con esta definición, se crea una nueva categoría de ingreso de los contribuyentes italianos con rentas basados en criptomonedas, siguiendo la senda marcada por la Unión Europea con la más reciente regulación de los criptoactivos aprobada por Bruselas.

La regulación prevista en el Reglamento de los Mercados en los Criptoactivos o ‘Markets in Crypto Assets’, mejor conocido como MiCA de la Unión Europea, la cual es, la primera regulación integral diseñada específicamente para los criptoactivos, es de vital importancia dado el potencial del mercado europeo criptográfico que supone casi el 25% de las transacciones globales.

Ahora, el gobierno italiano, se anticipa a MiCA, creando sus propias reglas para la imposición de tasas a esta actividad en ese país, al igual que lo hizo el gobierno de Portugal al legislar sobre esa materia semanas atrás.

MiCA, diseña un marco de licencias y requisitos más estrictos para los proveedores de servicios criptográficos en los estados miembros de la UE, por lo que por el momento, tanto Italia como Portugal, han sido los primeros en adelantarse en establecer un impuesto a las ganancias de capital sobre las transacciones con criptomonedas.

No obstante, no todos están contentos con la enmienda, pues de acuerdo a Reuters, los partidos de la oposición acusaron a la coalición gobernante de no dar tiempo suficiente al parlamento para revisar el proyecto de ley, que fue presentado por Meloni en noviembre, apenas un mes después de que ella tomó posesión del cargo de primera ministra.

Esta regulación llega en un momento difícil para el mercado de criptoactivos, marcado por el aumento en las tasas de interés de la Reserva Federal en Estados Unidos y el Banco Central Europeo (BCE), una alta inflación e nivel mundial y el todavía reciente colapso del Exchange FTX, que arrastró a otras empresas de la industria criptográfica.

A estos fundamentales se suman las nefastas consecuencias económicas y políticas de la Guerra en Ucrania y por supuesto una dura crisis de la energía, que se ha alargado hasta la llegada de los meses invernales, que golpeará aún más los bolsillos de los usuarios.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.