Más incautaciones de criptoactivos por deudas tributarias en Corea del Sur

0
704

Este martes, la agencia de noticias surcoreana Yonhap informó en una breve nota, que la ciudad de Cheongju impulsará las confiscaciones de criptomonedas que miles de evasores fiscales poseen almacenadas en los criptointercambios de su jurisdicción.

De acuerdo al reporte, la ciudad de Cheongju realizó el anuncio, informando que se realizará la incautación de activos virtuales a todas aquellas personas que sean declarados  delincuentes fiscales locales.

Para este fin, la ciudad de Cheongju solicitó a los siete criptointercambios de criptomonedas, incluidos Upbit y Bithumb (los más grandes), que investigaran las tenencias de criptomonedas de unas 8.520 personas que debían más de 1 millón de wones en impuestos locales, es decir, toda aquella persona que deba poco menos de 750 dólares (al cambio actual) en impuestos al gobierno local, será objeto de una confiscación de sus activos digitales.

Las autoridades municipales de Cheongju, capital de la provincia de Chungcheong del Norte, indicaron que luego de la investigación, las autoridades de Cheongju planean incautar las criptomonedas de los delincuentes fiscales.

Y es que, en Corea del Sur, cada vez es más frecuente que las personas transfieran sus activos líquidos en moneda fiduciaria colocada en bancos nacionales e internacionales, a criptomonedas, con la finalidad de ocultar propiedades en caso de confiscación.

La administración municipal de la ciudad de Cheongju, dice que el producto incautado, servirá para garantizar que aquellos residentes surcoreanos que hayan eludido sus responsabilidades fiscales, terminen rindiendo cuentas a la ciudad.

Este tipo de incautaciones relacionadas con los impuestos se está volviendo cada vez una práctica más habitual en Corea del Sur y se viene practicando desde 2021. De acuerdo a un reporte del sitio local de noticias, Maeil Business Newspaper (매일경제), entre los años 2021 y 2022, se incautaron a los evasores fiscales unos 260 mil millones de wones, es decir 194.482.675,40 dólares (al cambio actual).

Tan sólo el primer año en que se implementó esta medida, la administración municipal de Seúl, la capital de Corea del Sur, incautó criptomonedas por valor de 25.000 millones de wones, unos 18.700.257,25 dólares (al cambio actual) a particulares y jefes de empresas en esa sola ciudad.

El año pasado, la administración de Cheongju, también efectuó el mismo procedimiento para cobrar los impuestos atrasados de unas 17 personas, luego de conocer las tenencias de criptomonedas de unos 16.000 inversores residentes de esa ciudad y la ciudad recaudó un total de 68 millones de wones, unos 50.864,70 dólares (al cambio actual).

Las confiscaciones de criptomonedas en Corea del Sur, comenzaron inicialmente como sólo un congelamiento de los criptoactivos de los evasores de impuestos en 2020, pero el Proyecto de Ley de Enmienda a la Ley Tributaria de 2021, que entró en vigor el 1 de enero de 2022, facultó al Servicio Nacional de Impuestos (NTS, «por sus siglas en inglés») para confiscar estos criptoactivos sin esperar la aprobación judicial.

El NTS, primero congela los criptoactivos de los evasores de impuestos después de que los intercambios identifican a los evasores fiscales en las plataformas. Posteriormente, si el importe del impuesto sigue impago, los agentes venden las propiedades confiscadas al precio de mercado y lo mismo sucede con los impuestos locales en 17 ciudades de Corea del Sur.

Algunos países han copiado el modelo y otros más estudian aplicar normas similares que permitan la confiscación de activos virtuales en caso de impago de impuestos locales y nacionales. Este es el caso de Estados Unidos, en donde el Servicio Interno de Impuestos, también conocido como el Servicio Interno de Rentas (IRS, «por sus siglas en inglés»), ha incautado criptomonedas a evasores fiscales y otros delitos relacionados con el gobierno federal.

El IRS, es la agencia federal del Gobierno de los Estados Unidos, que se encarga de la recaudación fiscal y del cumplimiento de las leyes tributarias en ese país. De hecho, en 2022 el caso más famoso de incautación, lo realizó el IRS con apoyo de otras agencias al confiscar más de 50.000 BTC en manos de una persona que los adquirió del sitio Web de la Darknet el mercado de Silk Road en 2012, cuando estaba operativo.

En noviembre del año pasado, James Zhong; se declaró culpable de obtener ilegalmente 50.676,17851897 BTC, valorados en ese momento en más de 3.360 millones de dólares, que hoy en día apenas asciende a 1.317.758.008,12 dólares (al precio actual), por caída del valor de bitcoin (BTC).

Sin embargo, la cantidad confiscada por el IRS, es mucho mayor hasta la fecha ya que durante una videoconferencia LINKS Virtual celebrada este año, se informó que la agencia había confiscado 10 mil millones de dólares con ayuda de la empresa de inteligencia blockchain Chainalysis, desde el 2016.

En esta conferencia, se reunieron miembros del Estado Mayor Conjunto de Control Fiscal Global (conocido como J5) creado en 2018 para agrupar las oficinas fiscales de Australia, Canadá, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, a fin de combatir los delitos fiscales transnacionales mediante la colaboración en el cumplimiento de la ley, aunque su labor interconectada comenzó desde 2021.

El J5 reúne a la Oficina de Impuestos de Australia (ATO), la Agencia de Ingresos de Canadá (CRA), el Fiscale Inlichtingen-en Opsporingsdienst (FIOD) de Países Bajos, el Servicio de Impuestos y Aduanas de Su Majestad (HMRC) y el Servicio de Impuestos Internos, Investigación Criminal (IRS-CI), para recopilar información, compartir inteligencia, realizar operaciones y desarrollar la capacidad de los funcionarios encargados de hacer cumplir los delitos fiscales.

Este tipo de prácticas también se han comenzado a implementar en Latinoamérica. Y es que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), informó en un comunicado el año pasado que realizó la incautación de más de 800 millones de pesos, unos 2.285.898,40 dólares (al cambio actual) por deudas acumuladas por contribuyentes morosos con el fisco nacional de esa nación.

Estas iniciativas seguramente cobrarán cada vez más fuerza a nivel mundial, a medida que las herramientas de rastreo de blockchain comiencen a ser más eficaces en su trabajo de detección y rastreo de criptobilleteras, pero también en la misma medida que las agencias tributarias creen unidades encargadas para llevar a cabo estas operaciones.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"