La vida de lujos de Valeria Fedyakina alias “Bitmama” detrás del fraude

0
812

Tras dos semanas de la detención de Valeria Fedyakina, alias “Bitmama”, aún se desconoce la situación legal de la criptoempresaria rusa, ni tampoco la fecha de la audiencia de los tribunales de Moscú, por las acusaciones que ha sido señalada.

Hace unos días atrás de acuerdo a un reporte de la revista rusa Moskvich y las redes de noticias Baza y Readovka, nativas de Telegram, se pudo conocer que habría sido arrestada por la policía rusa en Moscú debido a cargos de fraude.

Y es que, la también modelo, conferencista e influencer rusa de 28 años, conocida como “la reina de las criptomonedas”, se dedicaba a ofrecer inversiones en activos criptográficos en las redes sociales, pero ahora está acusada por presuntamente huir con el dinero de sus inversores y crear un esquema de fraude que podría ascender a 150 millones de dólares.

De acuerdo a estas fuentes, Fedyakina alias Bitmama habría sido detenida el pasado 15 de septiembre, a pesar de tener seis meses de embarazo. Al momento de su detención, la policía decidió arrestarla porque consideró que había riesgo de fuga, ya que posee un permiso de residencia en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Ahora, Fedyakina deberá encarar al sistema de justicia de Rusia en un juicio, donde de ser declarada culpable, podría enfrentar una pena de hasta 10 años en prisión. Al parecer, de acuerdo a los reportes, por ahora, la “reina de las criptomonedas” se encuentra recluida en un centro de prisión preventiva, esperando audiencia.

Su posición como criptoinfluencer con más de 55 mil seguidores en Instagram y casi 7 mil en la red social X, (anteriormente Twitter), le permitió crear negocios paralelos que facilitaron la salida de varios millones de dólares de Rusia a pesar de las sanciones.

Algunas versiones de la prensa rusa, explican que Fedyakina pidió un préstamo a un amigo y prometió devolvérselo con una bonificación del 1%. Sin embargo, esto no sucedió y el afectado al darse cuenta que había sido engañado por una suma de casi 70 millones de dólares, realizó la respectiva denuncia a las autoridades.

Presuntamente, cuando las acusaciones salieron a la luz, la “reina de las criptomonedas” al parecer intentó “escapar” con los fondos de sus inversores, tras haber sido detectada una transferencia “sospechosa” en los Emiratos Árabes Unidos, en la que tomó 150 millones de dólares en efectivo “de un amigo”.

Mientras otras versiones, señalan que Fedyakina, al mismo tiempo que mostraba una vida de lujos en Emiratos Árabes y en otros lugares paradisíacos, alcanzó notoriedad en las redes sociales y en el círculo de alta sociedad rusa, tras lo cual se volvió un agente de colocación de divisas en el extranjero para clientes rusos adinerados.

Y es que dadas las conexiones de Fedyakina con los intercambios de criptomonedas, recibía dinero en efectivo de clientes y lo retiraba en el extranjero cobrando una tarifa adicional por este proceso para colocarlo en Emiratos Árabes Unidos donde tenía un permiso de residencia.

Además, alias Bitmama, también diseñó un esquema piramidal, que funcionaba a través de un cobro extra por dinero efectivo, así como también por préstamos de dinero a los propietarios de las casas de cambio y criptointercambios para que lo circulen a cambio de un pago correspondiente al 20% mensual, que permitía a sus clientes sortear las sanciones y las prohibiciones rusas de compras de divisas extranjeras.

Fuentes de noticias dentro de Rusia, señalan que estos negocios de exchange aumentaron su volumen cientos de veces gracias a la guerra ruso-ucraninana y las sanciones, por lo que los propietarios de estas empresas se han hecho repentinamente más ricos, ganando en apenas seis meses lo que les había tomado cinco años ganar.

Y detrás de esa bonanza, estaba alias Bitmama, quien básicamente, atendía a clientes que en su mayoría eran personas adineradas en Rusia que de alguna manera tenían prohibido sacar dinero de ese país por las sanciones.

Según algunas personas de su entorno, estos negocios permitieron a Fedyakina llegar a facturar hasta 30 millones de dólares diarios. Sin embargo, a principios del pasado mes de septiembre, desapareció repentinamente.

La incertidumbre de su desaparición se vio acrecentada por los rumores entre los vendedores de criptomonedas, que señalaban que Fedyakina no estaba involucrada en ningún intercambio, sino que creó una pirámide financiera y se escapó con el dinero robado de los clientes, lo que llevó a las autoridades a detenerla a mediados del mes pasado.

Se cree que varios criptointercambios y casas de cambio en varios lugares de Moscú fueron víctimas de Bitmama, incluidos City, Lyublino, Gorbushka, Sadovod y el mercado South Gate, que pueden haber sido defraudados por hasta 150 millones de dólares, ya que confiaron sus fondos a Fedyakina, por las atractivas tasas que ofrecía y los altos rendimientos de sus inversiones.

La fama y alcance en las redes, gracias a una continua promoción la llevó a ser un personaje bastante destacado entre los criptousuarios rusos y del medio oriente. De hecho, llegó a estar en la lista de las “10 mujeres emprendedoras innovadoras y motivadas a seguir” en 2023, creada por el medio International Business Times (IBT) e incluso llegó a ser entrevistada por el Times Monaco, «en un artículo que ha sido recientemente borrado».

Asimismo, Fedyakina apareció en el Arabian Post, como parte de una ceremonia anual de Fashion TV “Fashion Summer Awards 2023” que contó con la presencia de numerosas celebridades y representantes de la industria de la moda.

Con fotos presumiendo su lujosa vida, la modelo se posicionó rápidamente como toda una criptoinfluencer. También es fundadora y directora ejecutiva de Bitmama, su propia plataforma relacionada con criptomonedas.

Sus dos sitios Web, Bitmama.ae y Bitmama.ru, se encuentran fuera de línea desde su detención. Al momento de escribir este artículo, no ha habido nuevas actualizaciones en sus cuentas en X e Instagram, a pesar que su publicación más reciente en Instagram de fecha 6 de septiembre, muestra a Bitmama en una piscina, con una ubicación que señala “Dubái”.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"