“Tan cierto como que la primavera llega después del invierno, la prosperidad y el crecimiento económico llegan tras un periodo de recesión”, dijo en su día Robert Foster Bennett. La primavera da paso al esplendor del verano y, posteriormente, vuelve a llegar el otoño y el invierno. La economía mundial sigue un ciclo de picos y valles, por lo que los gráficos de su evolución parecen más una serie de sprints que una maratón.

Sabemos que existen activos que actúan como “refugio seguro” durante las épocas de recesión. Los expertos aconsejan invertir en bonos con una buena calificación de crédito o en oro, cuyo precio no suele bajar mucho en periodos de recesión. ¿Qué pasará con el Bitcoin y otras criptomonedas? Las nacidas en 2019 todavía no han experimentado ninguna crisis. La posible caída de 2020-2021 podría ser su primer obstáculo. Sin embargo, también es posible que aumenten de valor, ya que el Bitcoin se considera el “oro digital

En este artículo intentaremos adivinar cómo se comportará el Bitcoin en épocas difíciles.

¿Qué es una recesión en la economía global?

Lo primero que debemos hacer es definir qué es una crisis en economía. Una recesión económica es una caída importante de la economía que se prolonga por un período superior a seis meses. El PIB, la renta de la ciudadanía y los valores bursátiles bajan sin remedio, al tiempo que prolifera el desempleo y se reduce la actividad.

Algunos ejemplos de crisis globales recientes los encontramos en la recesión de principios de los años 80, la recesión de comienzos de la década de los 90 y la Gran Recesión de 2008-2009. Esta última ha sido la más larga y profunda de la posguerra y afectó a casi todos los países del mundo occidental. Esta crisis se caracterizó por un débil crecimiento del empleo y por una fuerte caída de la construcción.

Otra consecuencia única de la Gran Recesión fue el derrumbamiento de los mercados financieros, cosa que no había ocurrido en recesiones anteriores. Varios expertos llegaron a comparar esta crisis con la Gran Depresión, acaecida tras el final de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, esta comparación se antoja un tanto exagerada, ya que la Gran Depresión fue la peor recesión económica de la historia moderna.

La recesión de 2020: ¿Deberíamos temernos lo peor?

La recesión de 2009 fue importante. Por eso, la gente teme que se repita la misma situación ahora que se acerca el final de la década. ¿Podría repetirse la historia en 2020 o se trata de temores infundados?

Según un sondeo de la Asociación Nacional de Economía de la Empresa (NABE) en el que participaron 54 expertos en la materia, la probabilidad de que Estados Unidos caiga en recesión el próximo mes es de cerca de un 7%. Sin embargo, el 80% de los economistas de la NABE cree que este riesgo aumenta a más largo plazo. La probabilidad de caer en recesión en 2020 se situaría en un 38%, un porcentaje similar al de 2021.

Estas cifras son más que preocupantes. Los más optimistas opinan que la crisis no llegará a producirse, pero imagina tener un 80% de probabilidades de realizar una apuesta y llevarte una suma considerable. Con un porcentaje así, la mayoría de la gente se lanzaría de cabeza.

A veces, la gente es tan optimista que apuesta por cosas poco probables con la esperanza de obtener un resultado positivo. Pongamos como ejemplo los juegos de azar. La gente invierte dinero en lotería a pesar de que las probabilidades de ganar son mínimas o juega a las tragamonedas sabiendo que tiene todas las de perder. La gente solo ve los aspectos positivos (es decir, las probabilidades de ganar) y cierra los ojos ante los aspectos negativos. La realidad es que, con los juegos de azar, se pierde en la mayoría de casos, si bien la gente continúa jugando esperando lo mejor. Aunque la recesión parece inevitable, la gente no se está preparando para ello.

Y, sin embargo, deberíamos hacerlo. Aunque el sondeo de la NABE se refiere únicamente a Estados Unidos, muchos otros países se encuentran en una situación similar o peor. La tendencia afecta a casi todos los países con un gran peso en la economía global, en los que las criptomonedas tienen mayor presencia. Por ello, esta recesión futura afectará también al Bitcoin. Ahora solo queda saber de qué manera.

El Bitcoin y la recesión: ¿Es seguro invertir?

Al Bitcoin no se le puede llamar oro digital porque con el oro llevamos siglos comerciando y con el Bitcoin apenas llevamos una década. El mercado de las criptomonedas todavía no se ha establecido y sigue siendo muy volátil. Además, el oro no puede duplicar su valor en cuestión de un año, cosa que sí puede hacer el Bitcoin.

Con la recesión acechando en el horizonte, el valor del Bitcoin también está cayendo. Sin embargo, el precio del oro mantiene una ligera tendencia alcista. Las criptomonedas no se consideran un activo seguro en el que invertir antes de una recesión. Cuando se buscan mitigar los riesgos de una escasez financiera, la mayoría de la gente y de las empresas se decantan por productos de eficacia probada, y no por activos inestables que pueden tanto duplicar su precio como tocar fondo.

Algunos expertos indican que, en los próximos meses, los bonos se venderán globalmente con un interés negativo. Ello puede empujar a los inversores a plantearse el Bitcoin como un buen activo durante este periodo de recesión económica. Sin embargo, todo esto no son más que conjeturas, ya que no sabemos hacia dónde se moverán los mercados a medida que se acerque la crisis. Lo sabremos en cuanto nos golpee la recesión, ya que es muy difícil extraer conclusiones sobre el comportamiento de un producto que todavía no ha experimentado ningún periodo de agitación.

¿Invertir o no invertir?

Invertir en Bitcoin es una inversión de alto riesgo, muy lejos del oro en términos de fiabilidad. La liquidez y la confianza inversionista en el Bitcoin no son las adecuadas para justificar su compra en tiempos difíciles. A pesar de ello, los economistas consideran que las criptomonedas son mejores que el oro en ciertos aspectos, como su almacenaje, su portabilidad y su suministro finito. Aún así, ello no parece bastar ahora mismo para que los inversores prefieran apostar por el Bitcoin por delante del oro.

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.