Icono del sitio Territorio Bitcoin

La BAS anuncia que defenderá a sus asociados ante las nuevas medidas de Hacienda

A raíz de la noticia publicada la semana pasada sobre que Hacienda planea imponer la fiscalidad más severa de la OCDE a las criptomonedas, comenzamos a ver las primeras reacciones.

España está siendo el país europeo donde más se está avanzando en la regulación de las criptomonedas, ahora ha llegado la obligación de informar sobre las criptomonedas que tienes en el extranjero, supondrán un nuevo marco de obligaciones hasta ahora no conocidas para empresas y particulares

La Agencia Tributaria (AEAT) pasará a ejercer un control férreo que se enmarcará en un nuevo modelo de declaración de impuestos.

De acuerdo con Vozpopuli Hacienda está preparando tres Modelos de declaración de criptomonedas, los 172, 173 y 721, que prevé que los contribuyentes que tienen, proveen, operan, intermedian y custodian estas monedas virtuales declaren los saldos y detallen cada operación con numerosos parámetros a riesgo de ser sancionados, lo que puede expulsar a las empresas pequeñas de esta actividad.

El nuevo modelo 721 que se crea para las criptomonedas que se entienden situadas en el extranjero, modelo análogo al 720 que lanzó Cristóbal Montoro en 2012.

Esta declaración informativa de los bienes de una persona en el extranjero ahora también se aplicará a las criptomonedas y activos digitales, bajo la promesa de multar a quien no se apegue a la ley.

Los citados modelos 172 y 173 los deberán presentar todas las empresas residentes fiscales en España que operan en el ecosistema de las criptomonedas.

Las empresas obligadas serán residentes en España, con independencia del lugar donde presten los servicios y de la ubicación de las monedas o de sus titulares. Es posible que estas funciones y obligaciones también puedan afectar a personas físicas.

En el modelo 172, las empresas y personas deben declarar los saldos de monedas virtuales propios y de sus clientes.

El 173 crea la obligación de que las empresas informen sobre todas las operaciones que realicen, tanto en España como en el extranjero.

Las sanciones por incumplimiento o cumplimiento erróneo de la obligación de informar sobre las monedas virtuales situadas en el extranjero consistirá en multa fija de 5.000 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a cada moneda virtual

Ante esta situación The Blockchain Arbitrary Society (BAS) asociación de expertos juristas independientes que asesora, fomenta y resuelve cuestiones dentro del entorno cripto ha anunciado que defenderá a sus asociados al considerar estas medidas desproporcionadas e inconstitucionales.

Salir de la versión móvil