Inició el juicio contra Sam Bankman-Fried de FTX por fraude y lavado de dinero

0
511

Este martes, comenzó el juicio contra el ex CEO y fundador de FTX, Samuel Bankman-Fried, alias «SBF», de 31 años, el cual enfrenta acusaciones por defraudar a sus clientes en casi 9.000 millones de dólares a través del criptointercambio y una posible condena de entre 110 a 115 años de cárcel si es declarado culpable.

Sam Bankman-Fried, es un joven inversor, fundó en 2019 la plataforma FTX, que comenzó a operar como un criptointercambio que se promovía como una plataforma segura, eficaz y sencilla para invertir en criptoactivos, el cual llegó a estar valorado en más de 32.000 millones de dólares.

Bankman-Fried, con FTX creó un imperio en poco tiempo, a pesar de haber nacido desde la nada. Incluso logró alcanzar el segundo lugar en la lista de los criptointercambios más grandes del mundo, el cual todavía encabeza la empresa Binance, fundada y dirigida por Changpeng “CZ” Zhao.

Aunque pocos lo recuerden, Binance tuvo una importante participación en FTX, la cual fue vendida por Zhao, expresando su preocupación por la viabilidad de la compañía, tras los rumores de que algo andaba mal con los estados financieros del criptointercambio, que comenzaron la primera semana de noviembre.

Esta venta de acciones y las palabras de Zhao, tuvieron un efecto devastador en la estabilidad de FTX, provocando un agujero en sus balances de casi 8.000 millones de dólares, llevando al criptointercambio de Bankman-Fried a declararse en quiebra el 11 de noviembre de 2022.

Si bien es cierto que, Bankman-Fried llegó a tener una fortuna personal valorada en casi 16.000 millones de dólares, monto que alguna vez llegó hasta los 26.000 millones de dólares, tras la caída del criptointercambio FTX, se convirtieron supuestamente en 100.000 dólares en el banco, según declaraciones del propio SBF.

FTX colapsó a finales de 2022 y entró en bancarrota al acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos en un tribunal de quiebras para el Distrito de Delaware, justo en momentos en que el mercado luchaba para estabilizarse luego de una abrupta caída provocada a inicios del segundo trimestre del año por el colapso de la criptomoneda Luna (LUNA) y su stablecoin algorítmica TerraUSD (USDT).

Atrás quedaron las entrevistas y las fotografías en las portadas de revistas donde se hablaba bien de SBF e incluso se alababa su gestión al frente de FTX, ahora Bankman-Fried, se enfrenta desde este martes a un juicio por cargos federales de fraude y lavado de dinero que podría ponerlo tras las rejas muchos años.

El juicio contra el ex CEO de FTX, se enfrenta a cargos federales de fraude electrónico y de valores y lavado de dinero, por supuestamente actuar en perjuicio de los clientes de FTX, y de los prestamistas de su fondo de cobertura de criptomonedas, Alameda Research, la cual también está involucrada en los malos manejos de Bankman-Fried.

Asimismo, a SBF se le imputa un delito de violación de las leyes de financiación de campañas políticas en beneficio tanto de demócratas como de republicanos, así como otro cargo por malversación. De ser declarado culpable, Bankman-Fried podría terminar pagando una pena máxima de 20 años de cárcel por cada delito que le ha sido imputado.

No obstante, Bankman-Fried se ha declarado “no culpable” de los seis cargos de los que se le acusa y en todos estos cargos siempre ha dicho que nunca actuó de mala fe. En todo caso, los testimonios de los testigos que citará la fiscalía, arrojarán luz sobre lo que realmente sucedió dentro de FTX, ya que tres de los antiguos socios de la firma declararán contra él.

Durante la audiencia, el juez Lewis Kaplan le preguntó a Bankman-Fried, si se acogía a su derecho de no declarar, una decisión que le correspondía solo a él, lo cual no fue respondido de inmediato. A continuación recordó a la defensa que todavía estaba a tiempo de presentar un acuerdo de culpabilidad pero la respuesta fue negativa.

El testimonio de la exnovia de Bankman-Fried, Caroline Ellison, quien fuera CEO de Alameda Research, puede ponerlo en aprietos, ya que ella aceptó colaborar con la justicia, tras asumir su culpabilidad en siete cargos penales.

Por otro lado, la selección del jurado, es apenas el primer paso de un proceso que se prevé se prolongue al menos unas seis semanas y que se desarrollará en un tribunal de Manhattan, en la Ciudad de Nueva York.

Bankman-Fried, llegó a la corte directamente desde la cárcel, lugar donde se encontraba esperando juicio, luego que a mediados de agosto el juez federal Lewis Kaplan le retirara la libertad condicional de la que se beneficiaba gracias a una fianza millonaria de 250 millones de dólares por intento de manipulación de testigos.

Durante su libertad condicional, a pesar de tener estrictas condiciones de confinamiento en casa de sus padres en Palo Alto (California) sin acceso a Internet en el único ordenador portátil que se le permitió usar, Bankman-Fried, se las arregló para hacer filtraciones a la prensa con la finalidad de intimidar a varios de los posibles testigos que serían llamados al juicio contra el ex CEO de FTX.

Según el fiscal, Bankman-Fried pasó mensajes privados al diario estadounidense The New York Times, de sus conversaciones con Ellison para desacreditarla como testigo, por lo que se le quitó el beneficio de libertad condicional y fue enviado al Centro de Detención Metropolitano de Nueva York.

Las pruebas contra Bankman-Fried son extensas y es casi imposible que pueda hacer frente a todas ellas. El fiscal federal Damian Willians, que supervisa la parte acusadora, ha dicho que es uno de los fraudes más grandes de la historia de Estados Unidos.

Además, han señalado que tienen planeado mostrar unas 1.300 pruebas en el juicio sobre las actividades de FTX, ya que los investigadores han acumulado “millones de páginas de pruebas digitales”, con transcripciones, archivos, registros financieros y correos electrónicos.

Por otra parte, Danielle Sassoon, miembro del equipo del fiscal Williams, declaró en una audiencia que la cantidad de víctimas de las presuntas acciones de Sam Bankman-Fried podría ser «superior a un millón».

El inicio del juicio de Bankman-Fried, llega luego que el pasado fin de semana, el ciberatacante de FTX, denominado como el “FTX Exploiter”, que robó más de 600 millones de dólares en criptomonedas y tokens de FTX, justo en el momento en que se declaró en bancarrota, comenzó a mover los fondos robados que mantenía en ethereum ($ETH) después de 10 meses de inactividad.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.