Granja de minería china fue expulsada de terreno cercano a una base militar

0
122

Este lunes, el presidente Joe Biden, emitió una orden para expulsión de una granja de minería de Bitcoin (BTC) con capital chino llamada MineOne Partners Limited, situada detrás de una parcela ubicada cerca de la base militar Francis E. Warren de la Fuerza Aérea en el estado de Wyoming

El documento firmado por el presidente Biden, ordena a la empresa propietaria de la granja de minería a que venda la propiedad que fue adquirida en 2022, bajo el argumento que esa empresa “podría emprender acciones que amenacen con perjudicar la seguridad nacional de Estados Unidos”.

La orden emitida por el presidente Biden, otorga a MineOne Cloud Computing Investment I L.P., hasta 120 días para que proceda con la venta de la propiedad, que se encuentra ubicada a una milla de la Base de la Fuerza Aérea Warren, en la localidad de Cheyenne, en Wyoming.

En el lapso de esos 120 días, la empresa china deberá desmantelar la infraestructura de minería que ha montado en dicha propiedad, que se encuentra muy cerca de la instalación militar que sirve de base de misiles estratégica, en donde existen misiles balísticos intercontinentales LGM-30G Minuteman III.

Además, la parcela propiedad de MineOne Partners Limited, se encuentra situada justo al lado de un centro de datos de Microsoft que trabaja con el Pentágono, lo cual lo convierte en una ubicación demasiada estratégica para los intereses estadounidenses.

Esta decisión sin duda obligará a MineOne Partners Limited, a mudarse quizás a otro estado con menos problemas o a detener sus operaciones en Estados Unidos. La orden de desinversión del lunes se emitió en coordinación con el Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés), adscrito al Departamento del Tesoro.

El CFIUS, es un comité gubernamental que está encargado de investigar acuerdos corporativos por motivos de seguridad nacional y que tiene poder para obligar a las empresas a cambiar las estructuras de propiedad o desinvertir por completo en los Estados Unidos.

Al CFIUS, se le otorgó la autoridad para revisar transacciones de bienes raíces cerca de sitios sensibles en todo Estados Unidos, a través de una ley de 2018. Su autoridad también le permite revisar las transacciones de propiedades cerca de la Base de la Fuerza Aérea F.E. Warren, entre otras bases militares en el país, que también han sido sitiadas por compras de empresas chinas en los últimos años.

De hecho, el año pasado aumentaron las preocupaciones en materia de seguridad nacional, luego que se identificaran compras de propiedades y terrenos cerca de una base de la Fuerza Aérea de California, por un valor de casi 1.000 millones de dólares, por parte de otra compañía china.

Investigaciones en los registros públicos de California, determinaron que un grupo llamado “Flannery Associates” había invertido más de 800 millones de dólares en la compra de casi 54.000 acres de tierra que rodea la Base de la Fuerza Aérea de Travis desde 2018, cuya zonificación señala que es exclusivamente para uso agrícola.

Aunque, los abogados del grupo, manifestaron que el mismo estaba controlado por ciudadanos estadounidenses y que el 97% de su capital proviene de inversionistas estadounidenses, las autoridades determinaron, que no era posible confirmar ni negar que esto sea cierto, así como tampoco pudieron determinar exactamente quién respalda a la empresa.

Aunque, en el caso de la empresa MineOne Partners Limited, propietaria de la granja de minería en Wyoming, se puede observar que la orden de la Casa Blanca, no ha sido tan específica en cuanto a las preocupaciones de seguridad nacional, sí hubo explicaciones por parte del Departamento del Tesoro.

Esta agencia dijo en un comunicado que había problemas con “equipos especializados y de origen extranjero potencialmente capaces de facilitar actividades de vigilancia y espionaje”. Y también añadió que estos equipos especializados, “presentaban un riesgo significativo para la seguridad nacional”, sin detallar de qué manera equipos Asic de minería de criptomonedas podrían ser un riesgo para la seguridad.

Asimismo, agregó que: “La cercanía de la parcela de propiedad extranjera a una base de misiles estratégica y elemento clave del triángulo nuclear de América, así como la presencia de equipos especializados de origen extranjero potencialmente capaces de facilitar actividades de vigilancia y espionaje, representa un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Según se pudo conocer, esta granja de minería de criptomoneda consiste en grandes contenedores de metal, ubicados en la parcela hasta ahora propiedad de MineOne Partners Limited, que se encuentran llenos de equipos Asic para minar BTC, los cuales ejercen una inmensa presión sobre las redes eléctricas.

Por su parte, el diario The New York Times, realizó una investigación sobre los centros de minería de criptomonedas propiedad de inversores chinos en Estados Unidos, concluyendo que estos centros situados en al menos una docena de estados, utilizan la misma energía combinada que 1,5 millones de hogares de ese país.

Estos grandes centros de minería trasladaron sus operaciones a Estados Unidos, luego que en 2021 China prohibió las granjas de minería de criptomonedas en su país, por lo que muchos de eso sitios tienen al menos 3 años en EEUU.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro, que adicionalmente preside el CFIUS, dijo que la función del comité es “garantizar que la inversión extranjera no socave nuestra seguridad nacional, particularmente en lo que se refiere a transacciones que presentan riesgos para instalaciones militares sensibles de Estados Unidos, así como para aquellos que involucran equipos y tecnologías especializados”.

De igual manera, el CFIUS se encuentra formado por miembros de los Departamentos de Estado, Justicia, Energía y Comercio, entre otros, y investiga los riesgos para la seguridad nacional derivados de las inversiones extranjeras en empresas estadounidenses.

Esta medida se ha tomado, horas antes de que el presidente Biden, posiblemente emita el día de hoy nuevos aranceles a las importaciones sobre vehículos eléctricos, semiconductores, equipos solares y suministros médicos importados de China, lo que podría intensificar la pugna comercial entre ambas naciones.

Las decisiones contra este tipo de infraestructuras provenientes de empresas basadas en criptomonedas, se debe a la época preelectoral, en la cual, el presidente Biden y su contendor republicano, el ex presidente Donald J. Trump, han colocado en la palestra pública el tema de las empresas chinas en Estados Unidos con terrenos cerca de bases militares de ese país.

Tanto Biden como Trump, han prometido que en aras de proteger a los trabajadores y la producción nacional estadounidense, impondrían más sanciones comerciales y aranceles contra China, la segunda economía más grande del mundo después de Estados Unidos y un rival geopolítico emergente, que con el pasar del tiempo se ha fortalecido.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.