Icono del sitio Territorio Bitcoin

Fue lanzado el token de Worldcoin y está subiendo como la espuma

Este lunes, ha sido lanzado el token de Worldcoin (WLD), un peculiar proyecto de moneda digital que solicita el escaneo del iris del usuario para crear un perfil biométrico, creado por Samuel H. Altman, mejor conocido como Sam Altman, un empresario, inversionista ángel, programador y bloguero, que además es expresidente de Y Combinator y actual CEO de OpenAI.

Además por si fuera poco, Altman también es uno de los creadores del gran modelo de lenguaje de ChatGPT, la disruptiva aplicación de chatbot de inteligencia artificial (IA), especializada en el diálogo, que se estima es la primera de una serie de chatbots que podrían sustituir a miles de millones de trabajadores en el futuro, haciendo que estos pierdan sus empleos.

Es por ello, que fue creado Worldcoin, el controvertido proyecto de criptomoneda, que está basado en un ensayo titulado “Ley de Moore para todo”, escrito por el propio Altman en 2021, donde brinda un acercamiento de cómo el CEO de OpenAI imagina el futuro gracias a los avances en el campo de las IA y cómo esto impactará a nivel socioeconómico en los seres humanos.

De acuerdo con la predicción de Altman, el impacto de la IA será tan extenso y extremo, que obligará a los gobiernos a cambiar sus políticas de distribución de riquezas a tal punto, que en su opinión, será necesario que los seres humanos tengan la posibilidad de recibir una renta básica universal, por lo que decidió desarrollar Worldcoin.

Worldcoin, es un proyecto que ha sido respaldado por la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz, cuyo token está basado en la Capa 2 de Ethereum, el cual ha sido desarrollado por Tools for Humanity (TFH, «por sus siglas en inglés»), organización cofundada por Altman y Alex Blania, quien es su actual CEO y cuyo lema oficial es “construir la identidad más grande del mundo”.

El lanzamiento del token WLD fue informado este lunes en la cuenta oficial de Worldcoin en Twitter, indicando con una simple frase que dice: “Es hora. 24.7.23” al que luego le sucedieron otros mensajes en la misma red social.

En el sitio Web de Worldcoin, se publicó una carta, que señaló que el proyecto había sido fundado hace más de tres años “con la ambición de crear una nueva identidad y red financiera propiedad de todos; el lanzamiento comienza hoy”.

Enfatizando que Altman y Blania, creen que “Worldcoin podría aumentar drásticamente las oportunidades económicas, escalar una solución confiable para distinguir a los humanos de la IA en línea mientras preserva la privacidad, permitir procesos democráticos globales y, finalmente, mostrar un camino potencial hacia la RBU financiada por IA”.

El propio Altman, en un hilo en su cuenta de Twitter señaló: “Worldcoin se lanza hoy.”, “El objetivo es simple: una red financiera y de identidad global basada en pruebas de personalidad. Esto se siente especialmente importante en la era de la IA”. Aunque, durante este lanzamiento no estará disponible en Estados Unidos, así como en una serie de países alrededor del mundo.

Espero que worldcoin pueda contribuir a las conversaciones sobre cómo compartimos el acceso, los beneficios y la gobernanza de los futuros sistemas de IA” dijo Altman. Y agregó de forma ambiciosa que: “más de 2 millones de personas se registraron durante la versión beta. Espero que ese número llegue a 2 mil millones ahora!

Y es que Altman, desde hace varios meses se encuentra en boca de todos, no sólo por lo logrado por ChatGPT, sino por su proyecto Worldcoin, el cual es considerado por algunos un atentado a la privacidad de datos biométricos de las personas.

Las críticas de los grupos defensores de los derechos de la Privacidad de Datos en Estados Unidos y Europa, así como también de algunos investigadores y hackers, apuntan directamente al core del proyecto Worldcoin, el (World ID) que está basado en la captura del iris de los usuarios, para crear un perfil de seguridad con dichos datos.

Esta preocupación ha llegado a tal extremo, que en un reporte del MIT Technology Review titulado “Engaño, trabajadores explotados y entregas en efectivo: cómo Worldcoin reclutó a su primer medio millón de usuarios de prueba”, la publicación señala que el proyecto se ha construido sobre “una base de datos biométrica de los cuerpos de los pobres”.

Asimismo, la publicación del MIT, señala: “Nuestra investigación reveló grandes brechas entre los mensajes públicos de Worldcoin, que se enfocaban en proteger la privacidad, y lo que experimentaban los usuarios”.

Y agrega: “Descubrimos que los representantes de la empresa utilizaron prácticas de marketing engañosas, recopilaron más datos personales de los que reconoció y no obtuvieron un consentimiento informado significativo”.

Posteriormente, la publicación haciendo un llamado de atención sobre este tipo de prácticas, advierte que “pueden violar las Regulaciones generales de protección de datos (GDPR) de la Unión Europea, una probabilidad que la propia política de consentimiento de datos de la empresa reconoció y pidió a los usuarios que aceptaran, así como las leyes locales”.

No obstante, hay que resaltar que estas preocupaciones no han detenido su ascenso vertiginoso tanto en la cantidad de usuarios que está consiguiendo como en su valorización en los mercados. Y es que la popularidad del proyecto, consiguió un nuevo hito, al verse disparada su cotización en los principales criptointercambios justo el día de su lanzamiento.

De hecho, el token WLD alcanzó un precio máximo de 3,58 dólares de acuerdo a CoinMarketCap, luego de haber comenzado a cotizarse en 1,66 dólares, y un volumen de comercio de 601.199.735 dólares, registrando una ganancia superior al 50% en el día de ayer, con apenas el 1% de su emisión liberada, es decir unos 106.796.786 WLD, de una máxima oferta de 10.000.000.000 WLD.

Al momento de redactar esta nota, la capitalización de mercado del token WLD, alcanza los 206.004.478 dólares, pero su capitalización diluida se sitúa en los 19.225.362.739 dólares, la cual toma en consideración el precio en caso que la oferta máxima del token estuviera en circulación, lo que ha llamado la atención sobre las posibilidades de una baja valoración del token de WLD a futuro.

Sin duda, no hay mejor idea para generar tracción hacia un proyecto, que regalar tokens a los usuarios por sólo bajar una App al móvil y registrarse, lo que precisamente han realizado Altman y Blania con Worldcoin.

Dada la clase de inversores que han participado en Worldcoin, es poco probable que este proyecto se quede a medias, pues se nota que está recibiendo bastante apoyo financiero para alcanzar sus objetivos de tener unos 2.000.000.000 de usuarios activos, operando con WLD.

Salir de la versión móvil