Fintech: La Bolsa de Silicon Valley

Fintech: La Bolsa de Silicon Valley

 

Eric Ries, conocido emprendedor fintech y autor del libro “El método lean startup” ha decidido llevar a cabo la idea que planteaba en el prólogo de su superventas, crear una Bolsa de largo plazo.

 

fintech-la-bolsa-de-silicon-valley

Una Bolsa como fintech

Eric ha juntado un equipo de 20 ingenieros, ejecutivos de finanzas y abogados, para dar forma a la “Long Term Stock Exchange” (LTSE, Bolsa de Largo Plazo en español). Ha recaudado dinero en su primera ronda de financiación (seed capital) de más de 30 inversores, entre los que se incluye el inversor en capital riesgo Marc Andreessen, el gurú tecnológico Tim O’Reilly y Aneesh Chopra, antiguo CTO de los Estados Unidos.

Ries ha iniciado conversaciones con la SEC, el regulador estadounidense, con la intención de lanzar la Bolsa este año pero normalmente aquellas bolsas que quieren ser reguladas pasan meses en reuniones informales con la SEC antes siquiera de rellenar la aplicación de regulación, la cual, el regulador, puede tardar meses en aprobar o retrasar, haciendo que el proceso vuelve a iniciarse por lo que este puede hacer que LTSE tarde varios años en salir al mercado.

Si todo sale según lo previsto, LTSE podría ser la Bolsa que solucionase lo que Ries considera la plaga de los mercados actuales: El pensamiento cortoplacista que destruye las decisiones económicas racionales.

Solución para fintech y startups

Ries ha detectado que este problema es el que está haciendo que las fintech y startups de Silicon Valley valoradas en varios miles de millones de dólares, también llamadas unicornios, no se hayan planteado hacer una OPV. Temen que la búsqueda de rentabilidad a corto plazo para los inversores les impida seguir innovando.

Las novedades sobre las que quiere estructurar su Bolsa son tres: Cómo se paga a los ejecutivos, cómo las empresas y los inversores comparten información y cómo votan los inversores

Las empresas que quieran listarse en la Bolsa de Ries tendrán que elegir un plan de remuneración entre las opciones diseñadas para que las pagas a los ejecutivos no estén ligadas al rendimiento de la acción a corto plazo.

LTSE también buscará implementar medidas para que las empresas y los inversores compartan más información como, por ejemplo, el detalle del gasto en I+D. Para que los inversores participen, la Bolsa tiene que ofrecerles algún tipo de recompensa así que están planeando usar los derechos de voto como reclamo. La idea es que tengan mayores derechos de voto cuanto más tiempo hayan sido inversores de la compañía.

Camino más difícil que el de una simple fintech

La idea de Ries es hacer dinero vendiendo herramientas de software a las empresas y recolectando tasas por estar listadas en la Bolsa, lo cual es un tanto complicado ya que la mayoría de empresas en EEUU están listadas o en NYSE o en Nasdaq por una cuestión de reputación. Su intención es que estar listada en LTSE significa que esa empresa tiene un sello extra de calidad.

Aunque sus intenciones son buenas, algunas de estas medidas pueden ser perjudiciales para empresas e inversores, por ejemplo, garantizar mayor poder de voto en función del tiempo de tenencia de una acción puede complicar las adquisiciones lo que acabaría protegiendo a gestores complacientes.

Tampoco es sencillo obtener la aprobación de la SEC, especialmente cuando buscas cambiar el status quo del sector. Por ejemplo, Brad Katsuyama, protagonista del libro de Michael Lewis “Flash Boys” ha estado en trámites para que aprueben la Bolsa “Investors Exchange” , que busca acabar con el trading de alta frecuencia, más de un año gracias, entre otras cosas, a la fuerte oposición de NYSE y Nasdaq.

Ries es consciente no sólo de la burocracia necesaria para empezar a funcionar como también lo es de la necesidad de encontrar una empresa pionera que apueste por listarse en su Bolsa, por eso no está negociando con las grandes como Uber o Airbnb sino que está en contacto con startups medianes que en los próximos años puedan estar en condiciones de optar por una OPV.
 

Accede a la página de Feelcapital y benefíciate del descuento de 50 € utilizando el código de la imagen:

 

Sientete libre de compartir

No se admiten más comentarios