Estados Unidos avanza hacia el criptomercado

Mientras en algunos países las autoridades monetarias y políticas se pueden mostrar contrarias o reacias al Bitcoin y las criptomonedas en general, lo cierto es que en la tierra de Norte América, se está construyendo bloque a bloque, el camino hacia un ecosistema financiero totalmente digital, incluyendo por supuesto las criptomonedas.

 

Muchas noticias “aunque dispersas”, una vez unidas, muestran un mapa más claro hacia dónde se dirige esa nación con respecto a la digitalización de la economía y la influencia de las criptomonedas en su sector Fintech.

El origen de este nuevo concepto quizás tenga que ver, en primer lugar, con la gran banca norteamericana; una de las áreas más influyentes en su economía y la política que invierte ingentes cantidades de dinero año tras año en hacer lobby dentro del U.S. Congress, (en español el Congreso de los Estados Unidos) y otras dependencias federales para impulsar leyes ajustadas a su conveniencia. Recordemos el caso de las normas financieras Dodd-Frank, conocidas así por sus promotores los demócratas Christopher Dodd y Barney Frank, promulgadas por Barack Obama en el 2010, y que si bien no ha sido derogada aún, ya se aprobó parcialmente en el Financial Choice Act (que es la iniciativa con la que busca corregir el freno que impuso a la banca la Ley Dodd-Frank).

En ese sentido, hace un par de días atrás se pudo conocer que el grupo financiero de banca de inversión y valores más grandes del mundo, Goldman Sachs Group, Inc., mejor conocido como simplemente Goldman Sachs, está estudiando la posibilidad de comenzar a operar con Bitcoin y otras criptomonedas en los mercados. Para ello, está en conversaciones con expertos en divisas electrónicas para conocer de que forma pueden ayudar a los clientes a negociar con Bitcoin. Aunque por ahora no tienen un plan de mercado, seguramente algo ya están proyectando sus analistas para que ese banco esté buscando sumergirse dentro del criptomercado.

 

Ahora, si comenzamos a reunir más noticias dispersas, comenzaremos a descubrir la ruta hacia ese camino de la economía digital.
En agosto de este año, (hace apenas dos meses atrás), Sheba Jafari, jefa analista técnico de Goldman Sachs, de acuerdo con una nota de Jonathan Garber publicada en Business Insider, hizo una actualización de su pronóstico para el mercado de Bitcoin, en la cual indicó a los clientes inversionistas del grupo financiero, donde anticipaba que el precio de Bitcoin continuará subiendo a un máximo de USD 4.827 dólares, durante lo que ella comprendía en ese momento, cómo la “quinta ola”. Para Jafari, agosto no era momento para que la cotización del Bitcoin llegara a los USD 5.000 dólares. Más bien, ella estimaba que durante lo que ella llamaba la quinta ola, desafortunadamente el precio de Bitcoin caería casi un 38,2% en su valor, (cercano al 40%) cuando finalice la misma. Ciertamente, dados los hechos, Sheba Jafari, no se equivocó por mucho, pues la caída fue bastante fuerte por el orden del 30%, algo que los inversionistas y clientes de Goldman Sachs, seguro le agradecieron. Pero sigamos atando cabos.

 

Recordemos que la semana pasada James Gorman, el actual CEO de Morgan Stanley, otro de los bancos de inversión más grandes e importantes del mundo, en un acto que parece especialmente realizado para llevarle la contraria al polémico Jamie Dimon de JPMorgan Chase & Co., (quien afirma que Bitcoin es un fraude), elogió a Bitcoin diciendo que “es un desarrollo fascinante, eso es algo más que una simple moda. El concepto de “moneda anónima” es un concepto muy interesante. Interesante por las protecciones de privacidad que da a la gente … interesante porque lo que dice al sistema bancario central … sobre el control de eso…”; de acuerdo a lo que señaló durante el evento WSJ Future of Finance, (en español WSJ Futuro de las Finanzas), llevado a cabo el pasado 27 de septiembre, en una conversación sostenida con Dennis Berman Editor Financiero de The Wall Street Journal.

 

Ahora, para quienes aún no vean el panorama completo de lo que posiblemente viene, y aunque caemos en el terreno de la especulación, estamos a un paso de que la banca (una vez sean retirados los amarres a tierra de la Ley Dodd-Frank), seguramente se monte en la ola de invertir en el criptomercado, por lo que habrá que esperar una fuerte inyección de capitales provenientes de este sector, que indudablemente, crearían una nueva era dorada en las cotizaciones de los activos digitales o tal vez una gran burbuja. Estamos hablando de dos gigantes financieros Goldman Sachs y Morgan Stanley, que nunca se interesan por algo que no tenga valor, han realizado anuncios públicos sobre sus intenciones, así que éstos movimientos deberían ser seguidos con atención.

 

Por otra parte, desde el punto de vista regulatorio, también hemos visto cómo el gobierno de los Estados Unidos, a través de sus agencias u organismos encargados de la materia financiera, están dando pasos agigantados no sólo en la regulación a nivel federal coherente del criptomercado sino también en transmitir confianza a los inversionistas mediante la fiscalización y controles al sector. Muestra de ello, tenemos en primer lugar, la política del Presidente Trump más favorable hacia Bitcoin y las criptomonedas, por lo que ahora el recién nombrado director de la agencia Office of the Comptroller of the Currency (OCC), (en español Oficina del Contralor de la Moneda), Keith Noreika, manifestó durante un evento organizado por el Federal Reserve Bank of Philadelphia, (en español el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia), que a su juicio, él prevé un futuro en el que las licencias para las compañías Bitcoin podrían ser concedidas bajo el esquema de las Fintech Charters, como medida para simplificar los trámites que deben hacer las startup Fintech, para realizar negocios a través de las fronteras entre estados dentro de los Estados Unidos, permitiendo que las empresas Bitcoin, tenga la posibilidad de operar en los 50 estados que conforman los Estados Unidos, sin tener que aplicar para cada uno de ellos de forma individual, aumentando así el costo de cumplir con todas las regulaciones estatales. Una noticia que añadió la perspectiva de una regulación federal quizás menos proteccionista, más favorecedora de la creación de empresas Fintech, basadas en criptomonedas, algo que está por verse en los próximos meses.

 

Y en segundo lugar, esta semana se pudo conocer en un reporte de Bloomberg, que el Commodity Futures Trading Commission (CFTC), (en español la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas) de los Estados Unidos, pidió a Coinbase “el propietario y operador de la plataforma de trading profesional GDAX” que suministre toda la información sobre el incidente de relámpago ocurrido el pasado 21 de junio de este año, que ocasionó una caída del precio de cotización en dicho mercado del Token ETH de Ethereum desde los 317,81 dólares por ETH a apenas unos 10 centavos de dólar por ETH, en cuestión de milisegundos antes de recuperarse a su nivel anterior, pero que según las dos fuentes anónimas familiarizadas con el asunto citadas por Bloomberg, dicen que el CFTC está interesado en conocer, en si el trading de margen (apalancamiento) jugó un papel en dicho incidente. A través del trading de margen, los traders a gran escala pueden utilizar fondos prestados (apalancados) para colocar apuestas de alto riesgo sobre el valor futuro del activo, como posiblemente ocurrió en este caso con el Ether (ETH). Un accidente que, según Bloomberg, ocasionó pérdidas por 12,5 millones de dólares en el volumen de trading y que causó que otros traders hicieran ventas en medio del pánico, a través de los pedidos de venta automática. No obstante, aunque Coinbase compensó a los traders que fueron afectados por el desplome relampagueante, la empresa propietaria del GDAX, dijo a Bloomberg que “coopera totalmente con reguladores” pero que no era “consciente de una investigación formal” sobre lo sucedido en junio de este año.

Ahora bien, más allá de lo sucedido, las autoridades de la CFTC con esta medida buscan dar tranquilidad y seguridad a los inversionistas del criptomercado, como ocurre en los mercados de trading tradicional como el OTC (Over The Counter) y el Forex. Por su parte, la Securities and Exchange Commission (SEC), (en español la Comisión de Bolsa y Valores) de los Estados Unidos, también han estado investigando activamente las inversiones en criptomonedas y sobre todo a las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO’s por su siglas en inglés), para lo cual creó recientemente un grupo de trabajo cibernético para combatir las amenazas de fraude dentro del ecosistema digital con algunas actuaciones ejemplarizantes iniciales sobre algunas de las ICO’s más sonadas en los Estados Unidos y que de alguna forma, con sus actuaciones buscan reforzar la confianza de los traders en el mercado.

 

EE.UU. con más de 1.000 ATM’s de Bitcoin
Aunado a las intenciones de la banca por ingresar de lleno en el criptomercado, las regulaciones y vigilancia que se lleva a cabo del ecosistema de las criptomonedas, está el hecho que Estados Unidos, es el país con más cajeros electrónicos (ATM) de criptodivisas en el mundo, ya que de acuerdo con la Web de CoinATMRadar, ese país cuenta ya con 1.011 cajeros electrónicos a fecha de hoy, y creciendo.
Esta impresionante cifra dió un salto en lo que va del 2017, ya que a principios de enero los EE.UU., contaban con poco más de 500 cajeros electrónicos en servicio, cifra que se ha visto duplicada antes de terminar el año, quizás favorecido por un mayor impulso de la apertura política hacia el Bitcoin y el ecosistema de las criptomonedas, así como un notable incremento de su valor.

En conclusión, Estados Unidos parece marchar a toda máquina hacia una apertura total al criptomercado, servicios financieros como Zelle, que se han preparado para competir con Bitcoin en materia de transferencias y pagos instantáneos; por lo que es probable que veamos hacia el año 2020, o antes, grandes avances de las criptodivisas en ese país, que sin duda, tendrán repercusiones globales.

 

¿Para Preocuparse o para Ocuparse?
Cambiando un poco de tema, la Securities and Exchange Commission (SEC), ahora tiene por delante una investigación pendiente sobre Bitcoin Investment Trust BIT o “XBTFUND”, propiedad de Barry Silbert, el fundador de Digital Currency Group (DCG), uno de los inversionistas Bitcoin más prominentes de la industria, que a través de DCG ha invertido en más de 50 criptoproyectos incluyendo BitGo, BitPay, BitPagos, BitPesa, Coinbase, Kraken, TradeBlock, UnoCoin y por supuesto Xapo.

Esta investigación, fue solicitada mediante una carta dirigida a la SEC por Matt Corallo, desarrollador de Bitcoin Core el cual expresó su preocupación por la falta de seguridad en la protección de los inversionistas del Bitcoin Investment Trust BIT en caso de una nueva bifurcación de la red Bitcoin. Este fondo de Silbert, al poseer varias startup de Bitcoin, es capaz de inclinarse más hacia una de las criptomonedas resultantes del Fork, que beneficie más a sus compañías en función de sus intereses y no el de los inversionistas. Esta preocupación de Corallo, es tomada por algunos como una alarma, dado que se acerca la fecha de la segunda bifurcación de la red principal de Bitcoin (BTC) llamada Bitcoin Gold (el próximo 25 de este mes de octubre) y que derivará en inexorablemente en 3 cadenas de la misma criptomoneda, Bitcoin, Bitcoin Cash y Bitcoin Gold, lo cual será un nuevo hito en la historia del ecosistema y cuyas consecuencias no se pueden estimar por ahora, ya que es la primera vez que ocurre un hecho de este tipo.

Sientete libre de compartir

Sobre nosotros EspacioBit

EspacioBit, escribe en nuestro medio para acercar un resumen de las noticias más importantes del ecosistema de las criptomonedas en el mundo. EspacioBit es una revista Web sobre Bitcoin, Blockchain, Fintech, Insurtech, Criptomonedas, Forex, Finanzas, Economía, Dinero, Mercados, Banca, Inversiones, Emprendimientos, Minería Digital, Trading de Monedas Digitales, Hacking, Tecnología, Cultura Cyberpunk y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
30 ⁄ 15 =