El bitcoin es una de las criptomonedas más famosas del mundo, que en los últimos tiempos ha estado en boca de todos los economistas y expertos en finanzas. Las criptomonedas en general son un proyecto realmente innovador, que en la actualidad se encuentran en constante evolución y cambio, y para las cuales se augura un futuro muy importante. Bitcoin, particularmente, tuvo una revalorización muy fuerte que llevó a muchas personas a invertir en ella. Sin embargo, en los últimos años tuvo una gran rebaja en su valor, lo que invita a pensar cuál es el futuro que le espera.

Pequeña historia

La criptomoneda Bitcoin, fue creada en 2009 por una identidad escondida tras el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Su propósito inicial, fue la creación de una moneda virtual para realizar compras por internet. El movimiento y uso de esta moneda supone un mecanismo descentralizado, es decir, que escapa a cualquier tipo de control de gobiernos, bancos o entidades relacionadas con el mundo financiero.

En sus inicios, esta criptomoneda no valía nada, hasta que en 2014 su precio comenzó a estar entre los 750 y 1000 dólares. Hacia finales de 2017, el bitcoin llegó a valer 19.800 dólares, y luego su valor cayó a los 11.000 dólares. Desde allí es que muchas personas vieron la posibilidad y oportunidad de invertir en esta criptomoneda y convertirla en un negocio para la especulación. Sin embargo, en febrero de en febrero del 2018. su valor cayó en picada hacia los 6.000 dólares. En pocos meses, para infortunio de sus inversores, el bitcoin perdió el 80% de su valor.

El futuro del bitcoin

Actualmente, el bitcoin cotiza alrededor de los 6.300 dólares, y su futuro es una pregunta incierta. Invertir parte del capital en esta criptomoneda supone tomar algunos riesgos. Esto se debe a unas de sus características principales como lo es su volatilidad. Se dice que el bitcoin fue una burbuja financiera, ya que la mayoría de la gente que invirtió en ella lo hizo para ganar dinero. Los inversores compraban bitcoin, lo cual hacía subir su precio sin ningún tipo de control. Por lo tanto, se prevé que con el paso del tiempo el precio del bitcoin seguirá disminuyendo, aunque puede tener su repunte como en toda especulación.

Sin embargo, también puede convertirse en un escenario valioso de inversión, sobre todo cuando los especuladores lo abandonen. Comprar en su baja puede ser una posibilidad de refugio para aquellas personas que están dispuestas a invertir. La naturaleza digital de esta criptomoneda, y su descentralización, pueden lograr convertirlo en un nuevo medio de cobro, pago y respaldo monetario.

El nuevo mundo digital y dependiente de la tecnología se presenta como un gran escenario para los bitcoins, introduciendo una alternativa frente a las monedas tradicionales. Puede que esto no ocurra ya mismo, pero existe la posibilidad de que, en unos años, o tal vez en una década, las criptomonedas se conviertan en algo normal para las nuevas generaciones digitales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.