Conociendo más de FTX y Binance

0
423

Para comprender lo sucedido con estas dos empresas rivales, se hace necesario poner en perspectiva a cada uno de los actores de esta historia, sobre todo por las tensiones entre los directores ejecutivos de ambos exchanges, que se hicieron públicas a través de Twitter.

Vale destacar que FTX y Binance, son respectivamente, el tercer y el primer exchange de criptomonedas más grandes del mundo por volumen de operaciones diarias. FTX como empresa, fue constituida en 2019 en Antigua y Barbuda, estableciendo su sede en Las Bahamas.

En este año FTX, logró el hito de hacerse con un millón de usuarios en febrero y opera FTX.US, un exchange separado disponible sólo para los residentes de Estados Unidos. FTX fue fundada por Sam Bankman-Fried, «también conocido por sus iniciales SBF» y Gary Wang, dos graduados del MIT.

Bankman-Fried tenía experiencia en el mundo de las finanzas, pues trabajó en la firma Jane Street Capital, donde negoció ETF internacionales. Luego, fundó Alameda Research, una empresa de comercio cuantitativo de criptomonedas que fundó en octubre de 2017.

Bankman-Fried, como CEO de FTX, con un patrimonio neto estimado de 10.500 millones de dólares, ganó una reputación en la industria como empresario e inversor visionario, luego de iniciar sus andanzas en el ecosistema de criptoactivos, comerciando criptomonedas en los mercados asiáticos.

Durante un viaje a Asia, Bankman-Fried miró de cerca las limitaciones legales y financieras, que tenían los surcoreanos, hongkoneses, japoneses, entre otros, para acceder a las criptomonedas. De allí que el precio de las mismas, se encarezca, debido a las trabas. Cualquier criptoactivo se cotiza en sus exchanges con un margen de diferencia superior que oscila entre el 4 y más del 14%.

A este joven inversor, se le ocurrió la idea de ingresar en el mercado, comprando criptoactivos fuera de Asia, para luego vender en mercados surcoreanos y hongkoneses, por lo que inició operaciones en ese lugar para ganar con los márgenes de negociación.

Como de entrada ese tipo de mercados es cerrado, comenzó operando en Japón y por supuesto obtuvo enormes beneficios, donde otros tuvieron problemas, Bankman-Fried, pudo sobrepasar todos los obstáculos legales, financieros y técnicos para hacerse con una cuota de mercado.

Un año y dos meses más tarde de su fundación, FTX adquirió Blockfolio, una aplicación de seguimiento de carteras de criptomonedas, por 150 millones de dólares, en una de las operaciones más sonadas del momento.

Debido al éxito de FTX, a mediados de 2021, FTX logró completar una ronda de recaudación de fondos de serie B, por un valor de 900 millones de dólares, provenientes de más de 60 inversores, para alcanzar una valoración de 18 mil millones de dólares.

Entre los inversores que participaron en esa ronda, estuvieron incluidos SoftBank Group Corp., Paul Tudor Jones family, Alan Howard, Coinbase Ventures, OTPP, Temasek, BlackRock, Sequoia Capital y Circle.

Incluso, Binance que a pesar de ser un competidor de FTX, ya había entrado como inversor en 2020, por lo prometedor del negocio de FTX. Sin embargo, Binance, vendió su participación en 2021.

Dados los buenos ingresos de FTX, la empresa realizó otra ronda de recaudación de fondos de la serie C, obteniendo en enero de este año, unos 400 millones de dólares, para alcanzar una valoración de 32 mil millones de dólares.

En ese mismo mes de enero, anunció la creación de un fondo de riesgo de 2 mil millones de dólares, denominado FTX Ventures. Después de eso, lanzó el su exchange de criptoderivados para el mercado estadounidense FTX.US, que desde el primer día, acaparó la atención de ese mercado, por lo que se puede decir que todo iba a pedir de boca, para Bankman-Fried.

No obstante, en Estados Unidos, su país natal, meses después de iniciar operaciones, las cosas no iban tan bien, pues hace 4 meses, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, «por sus siglas en inglés») publicó una carta de cese y desistimiento acusando a FTX de hacer “representaciones falsas y engañosas” sobre el seguro de la FDIC, que no cubre a FTX.

Aunque en septiembre de 2022, FTX.US ganó una subasta sobre los activos digitales de Voyager Digital, por un valor aproximado de 1.420 millones, incluidos 1.310 millones en criptomonedas de Voyager y 111 millones en consideración adicional, la semana pasada, salieron a la luz datos financieros de la empresa, que ponen en duda su solvencia patrimonial.

Coindesk, publicó datos financieros privados del balance general de Alameda Research, uno de los principales accionistas de FTX, donde se observó que a pesar de estar valorada en más de 14.600 millones de dólares, gran parte del respaldo de ese capital es el token FTT emitido por la misma FTX, en lo que sería una garantía circular que no tiene sustento financiero.

En el balance de Alameda Research, destaca que poseen 8 mil millones de dólares en Pasivos, pero entre sus activos cuentan con 5,8 mil millones del token FTT (FTT) de los cuales la suma de 2,1 mil millones de dólares se están utilizando como colateral y tienen 3,3 mil millones de dólares en varios activos, de los cuales 1,2 mil millones están invertidos en Solana (SOL).

De la inversión en SOL, el balance muestra que casi 900 millones de dólares están bloqueados, así como otros tokens que no poseen mucho valor cómo Serum (SRM), MAPS (MAPS) y Oxygen Protocol (OXY), ni alto volumen de comercio, por lo que son tokens que no poseen mucha liquidez.

Básicamente, la publicación de Coindesk, dejó claro que FTX, hacía uso de la reserva fraccionaria, algo a lo que están acostumbrados los bancos (que están respaldados por estados), pero que no debería aplicar para la empresa que sostiene la liquidez al mismo token FTT.

De hecho, Alameda Research es el proveedor de liquidez del token, por lo que no es lógico que se respalde así misma con el activo digital al que le tiene que garantizar la liquidez, por lo que las alarmas comenzaron a saltar en todas las redes sociales.

Por su parte, Binance es el exchange de criptomonedas más conocido del mundo, pero también el más misterioso. Fue fundado por CZ, en 2017 y está registrado en las Islas Caimán, aunque su sede principal donde están sus servidores, es un secreto, sólo se sabe que opera desde Singapur.

CZ, era un joven desarrollador chino canadiense, que comenzó sus trabajos ligado al sector financiero, cuando trabajó para un subcontratista de la Bolsa de Valores de Tokio, haciendo un software de negociación de alta frecuencia para corredores de bolsa.

En 2005, fundó su propia empresa, Fusion Systems en Shanghái, para vender su software de trading de alta frecuencia. Posteriormente comenzó a trabajar Blockchain.info y OKCoin. Luego cofundó Binance que comenzó a operar inicialmente en China, pero luego trasladó su sede a Japón, antes que comenzara la regulación de las criptomonedas por parte del gobierno chino.

Binance posee problemas en algunas jurisdicciones como Estados Unidos donde fue acusado de lavado de dinero y otros delitos fiscales, Reino Unido, Japón, Italia, Alemania, Tailandia, Países Bajos entre varios otros. Aunque, un grupo paralelo de inversores, lanzó Binance.US, que cumple con todas las leyes estadounidenses, está prohibido en seis estados.

Tanto Bankman-Fried como CZ, deben estar conscientes que ambos exchanges, tienen por delante el reto de superar las regulaciones de algunas jurisdicciones y que en vista, que las dos presentan problemas de índole técnico y legal, esta compra pudiera retrasar aún más las autorizaciones en determinados países.

Finalmente, según el CEO de Binance, la situación dejó “Dos grandes lecciones: 1: Nunca use un token que haya creado como garantía. 2: No pida prestado si tiene un negocio de criptomonedas. No use el capital ‘eficientemente’. Tener una gran reserva. Binance nunca ha utilizado BNB como garantía y nunca nos hemos endeudado”.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.