Chainalysis analizó las tendencias de los delitos criptográficos para 2024

0
624

Este jueves, la empresa de análisis blockchain Chainalysis, publicó en su blog, la introducción de su reporte sobre las tendencias de alto nivel en los delitos criptográficos en 2024, titulado “Tendencias de los delitos criptográficos en 2024: la actividad ilícita disminuye a medida que caen las estafas y los fondos robados, pero los mercados de ransomware y darknet experimentan un crecimiento”.

El informe de Chainalysis, comenzó recordando que el año pasado, fue un período de recuperación para el criptomercado, tras un 2022, marcado por escándalos, quiebras y caídas de precios por el duro criptoinvierno.

Sin embargo, la empresa estadounidense de análisis blockchain, señala que para muchos, el criptoinvierno está terminando y es posible que el mercado entre una nueva fase de crecimiento, dado que el año pasado hubo un repunte de los precios de los criptoactivos y un mayor crecimiento de la actividad del mercado.

Chainalysis, reveló que en sus estimaciones mínimas durante 2023, “se produjo una caída significativa en el valor recibido por las direcciones ilícitas de criptomonedas, hasta un total de 24.200 millones de dólares”, las cuales se llevaron a cabo, basados en los flujos de entrada a las direcciones ilícitas que hemos identificado hoy.

No obstante, la empresa advierte también que al finalizar 2024, “es casi seguro que estos totales serán mayores, a medida que identifiquemos más direcciones ilícitas e incorporemos su actividad histórica a nuestras estimaciones”, como sucedió con las estimaciones de 2022.

Y es que, el volumen de transacciones ilícitas, estimado el año pasado en el Informe sobre delitos criptográficos para 2022 realizado por esta empresa, fue calculado por valor de 20,6 mil millones de dólares.

Sin embargo, un año después, la estimación actualizada para 2022 por los investigadores de Chainalysis, la recalculó en 39,6 mil millones de dólares, lo cual muestra la complejidad de evaluar este tipo de delitos.

Chainalysis,informe,ransomware,darknet,estafas

Dicho aumento en la estimación, se originó por la identificación de direcciones previamente desconocidas y altamente activas alojadas en servicios sancionados, pero también, a modificaciones del volumen de transacciones asociado con servicios en jurisdicciones sancionadas.

Adicionalmente, se sumó 8.700 millones de dólares en reclamaciones de acreedores contra FTX en las cifras de 2022, debido a que la quiebra de este criptointercambio, se dio en circunstancias fraudulentas que terminaron en la condena por fraude, realizada por un jurado contra el ex CEO de FTX, el cual espera sentencia definitiva para el próximo mes.

Del mismo modo, Chainalysis dice en su reporte, que hubo una reducción en el valor absoluto del volumen de transacciones criptográficas asociadas con la actividad ilícita del 0,42% al 0,34% en 2022.

Bitcoin

Por otra parte, Chainalysis señaló que en 2021, la principal criptomoneda del mercado, Bitcoin (BTC) fue la preferida entre los ciberdelincuentes, probablemente debido a su alta liquidez. Sin embargo, esta tendencia cambió en los últimos dos años, hacia las stablecoins, las cuales ahora representan la mayor parte de todo el volumen de transacciones ilícitas.

Además, Chainalysis explicó, que aunque este cambio en la preferencia, también se puede observar en un aumento en la participación de las stablecoins en toda la actividad criptográfica en general, incluida la actividad legítima. No obstante, esto no se aplica a todas las formas de delitos basados en criptomonedas.

Y es que la empresa de análisis blockchain, señala que “las ventas en el mercado de la red oscura y la extorsión con ransomware, todavía se llevan a cabo predominantemente en Bitcoin”. Aunque, estas estimaciones no incluyen monedas de privacidad como Monero (XMR) que de igual forma son usadas por el criptocrimen.

De acuerdo al reporte de Chainalysis, “otros, como las estafas y las transacciones asociadas con entidades sancionadas, han pasado a las stablecoins”, ya que las entidades sancionadas, así como aquellas que operan en jurisdicciones sancionadas o involucradas con el financiamiento del terrorismo, encuentran atractivo usar stablecoins. Un hecho, que fue también señalado por la ONU en un informe reciente.

Esto les permite, eventualmente acceder al dólar estadounidense a través de medios tradicionales, para beneficiarse de la estabilidad que proporciona, aun cuando, los emisores de stablecoins pueden congelar fondos cuando se den cuenta de su uso ilícito, tal y como sucedió el año pasado con Tether y el bloqueo de direcciones vinculadas al terrorismo y la guerra en Israel y Ucrania.

Según Chainalysis, otras tendencias clave que definieron los criptodelitos en 2023 que deberán ser observadas en el futuro, son las estafas y el robo de fondos que han disminuido en gran medida, la actividad del mercado de ransomware y darknet que se encuentra en aumento y por último, las transacciones con entidades sancionadas que han impulsado gran parte de las actividades ilícitas.

En primer lugar, durante 2023, los ingresos por estafas criptográficas y piratería cayeron un 29,2% y un 54,3% respectivamente. Chainalysis destaca que, ahora los estafadores de criptomonedas ahora emplean las estafas románticas, dirigiéndose a personas para establecer relaciones con ellas para presentarles oportunidades de inversión fraudulentas, en lugar de publicitarlas ampliamente.

Chainalysis,informe,ransomware,darknet,estafas

Si bien es cierto que, el FBI ha publicado datos que muestran que los informes de estafas de criptoinversión en los Estados Unidos, han aumentado año tras año hasta 2022, las métricas en cadena de Chainalysis, “sugieren que los ingresos por estafas a nivel mundial han tenido una tendencia a la baja desde 2021”.

Además, la empresa de análisis Block los ingresos por ciberataques y hackeo de criptoactivos, es mucho más difícil de ocultar para los delincuentes, en vista que los observadores de la criptoindustria pueden detectar rápidamente las salidas inusuales de un servicio o protocolo determinado cuando se produce un hack.

De allí, que esta tendencia en franco retroceso ha registrado una caída de los fondos robados en el hackeo de DeFi. En segundo lugar, el aumento de la actividad del mercado de ransomware y Darknet durante en 2023, según Chainalysis, “sugiere que tal vez los atacantes de ransomware se hayan adaptado a las mejoras en ciberseguridad de las organizaciones, una tendencia que informamos por primera vez a principios de este año”.

Del mismo modo, hubo un incremento en 2023, de los ingresos del mercado de la red oscura, mostrando que este sector en su conjunto se está recuperando, luego que los ingresos totales volvieron a alcanzar sus máximos de 2021.

Y en tercer lugar, en las tendencias del criptocrimen, las transacciones con entidades sancionadas han sido marcadas como las causantes del impulso de la gran mayoría de las actividades ilícitas durante 2023.

El informe señala que estas entidades y jurisdicciones sancionadas en conjunto representaron un volumen de transacciones combinado de 14,9 mil millones de dólares en 2023, un 61,5% de todo el volumen de transacciones ilícitas que fueron evaluadas por Chainalysis.

Según esta firma de análisis blockchain, la mayor parte de este total proviene de servicios de criptomonedas que fueron sancionados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, «por sus siglas en inglés») del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Además, señala que estos servicios de criptomonedas, están ubicados en jurisdicciones sancionadas, y pueden continuar operando porque se encuentran en jurisdicciones donde las sanciones de los Estados Unidos no se están aplicado.

Chainalysis, afirma que aun cuando esos servicios pueden y han sido utilizados con fines nefastos, también significa que parte de esos 14.9 mil millones de dólares en volumen de transacciones relacionadas con sanciones, incluye actividad de usuarios promedio de criptomonedas que residen en esas jurisdicciones.

Determinar la complejidad de los datos del criptocrimen a nivel mundial es una actividad ardua, sin embargo, si se desea mantener un ecosistema limpio es preciso realizar este seguimiento a las actividades ilícitas.

Las autoridades están tomando medidas para combatir los delitos criptográficos. En 2023, hubo varias operaciones policiales internacionales que llevaron a la detención de delincuentes y al cierre de operaciones de lavado de dinero.

Sin embargo, se espera que los delincuentes sigan encontrando formas de aprovechar las criptomonedas para cometer delitos. Por lo tanto, es importante que los usuarios de criptomonedas sean conscientes de los riesgos y tomen medidas para protegerse.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.