Brian Armstrong reaccionó al proyecto de la senadora Elizabeth Warren

0
525

Brian Armstrong, CEO de Coinbase, expresó esta semana su preocupación y rechazo por el borrador de la propuesta de Ley contra el Lavado de Dinero de Activos Digitales (DAAML, «por sus siglas en inglés»), realizada por la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren y el senador republicano por Kansas, Roger Marshall, advirtiendo de que podría frenar las oportunidades económicas de las generaciones más jóvenes.

Armstrong, republicó el video de la cuenta oficial de la Cámara de Comercio Digital en la red social X, (anteriormente Twitter), donde se muestra al senador Marshall, reconociendo que tanto él como la senadora Warren se habían acercado a la Asociación de Banqueros (ABA) de Estados Unidos, con la finalidad de obtener ayuda en la elaboración de la propuesta de ley, dejando en claro, que la banca está detrás de la redacción de esta propuesta.

 

El CEO de Coinbase, señaló en su cuenta personal de X, (anteriormente Twitter), al republicar el video, que “los senadores Warren y Marshall ahora presionan a favor de los grandes bancos . Ser anti-cripto es una estrategia política realmente mala de cara a 2024. 52 millones de estadounidenses han utilizado criptomonedas. El 38% de los jóvenes dice que las criptomonedas pueden aumentar las oportunidades económicas”.

Continuó señalando: “Sólo el 9% de los estadounidenses están satisfechos con el sistema financiero actual. Los precios de las criptomonedas aumentaron un 90% hasta la fecha. StandWithCrypto.org en camino a 1 millón de defensores (votantes) que quieren políticas criptográficas sensatas”.

Armstrong, hizo referencia al hito logrado por la criptoindustria en la política de Estados Unidos, la cual informó que registró en la Comisión Federal Electoral (FEC, «por sus siglas en inglés»), un súper PAC federal registrado y su red de súper PAC afiliados, denominado Fairshake, el cual se consolidó con 78 millones de dólares provenientes de su primera ola de esfuerzos de recaudación de fondos.

El objetivo de este Súper PAC Fairshake, es apoyar a los líderes que estén a favor de la innovación y la regulación responsable de las criptomonedas y blockchain estadounidenses en las próximas elecciones de 2024. Por ello, este Súper PAC apoyará a candidatos que releven en el puesto a la senadora Warren o que impidan que ella sea reelecta en el cargo.

Para nadie es un secreto, que cada vez que la senadora Warren, no logra conseguir los respaldos necesarios para que su proyecto de ley en contra de las criptomonedas sea aprobado en el Congreso de Estados Unidos, a las pocas semanas, presenta un nuevo borrador, cada vez más restrictivo para buscar acabar con las criptomonedas.

Básicamente, la propuesta de Ley de la senadora Warren, impondría una carga de verificación sobre los proveedores de criptomonedas y otros servicios asociados, que al final terminarían por cerrar, beneficiando directamente al sistema bancario de Estados Unidos.

El proyecto de Ley de la senadora Warren, amplia de forma exhaustiva el cumplimiento de la Ley de Secreto Bancario (BSA, «por sus siglas en inglés») y de la directiva de “Conozca a su Cliente” (KYC, «por sus siglas en inglés»), a todos los proveedores de billeteras de activos digitales, mineros, validadores y otros participantes de la red que puedan actuar en la validación, aseguramiento o facilitación de las transacciones de activos digitales.

El problema, es que esta es la parte más delicada del proyecto de Ley DAAML, propuesto por los senadores Warren y Marshall, ya que exige a los desarrolladores de activos digitales que se encarguen de  cumplir con las responsabilidades establecidas en la BSA y los requisitos KYC.

Esto implica de alguna forma, que por ejemplo la Fundación Cardano, desarrolladora de la criptomoneda Cardano (ADA), debe conocer a todos los usuarios que utilizan esta criptomoneda y lo mismo aplicaría para Bitcoin (BTC), Ether (ETH) de Ethereum, Tether (USD₮) y cualquier otro activo digital del mercado.

Esto coloca efectivamente la carga de la aplicación de la Ley BSA y los requisitos KYC, sobre los hombros de los desarrolladores de los criptoactivos, los criptointercambios, los puentes entre cadenas, los sistemas DeFi, así como en los mineros y cualquier otro participante en el ecosistema.

En pocas palabras, se responsabiliza a los creadores, de la forma en que los usuarios utilizan el activo digital, haciendo una analogía, es como si se responsabilizara a los fabricantes de armas, por el uso que la delincuencia y los actores malintencionados le dan a las mismas.

Para conseguir este nivel de identificación de los usuarios en las transacciones, el proyecto de Ley de los senadores Warren y Marshall, del mismo modo, eliminaría la capa y los servicios de privacidad del ecosistema de criptomonedas, que han sido diseñados para proteger la identidad de los usuarios.

De esta forma, los servicios de privacidad como los mixers (mezcladores de activos digitales) y otras tecnologías para proteger la identidad de los usuarios, quedarían prohibidos, vulnerando los derechos de privacidad de aquellos usuarios que cumplen con la ley.

Dado que los cambios propuestos por el proyecto de Ley de los senadores Warren y Marshall, dificultaría mucho la operatividad de las criptoempresas, muchas ellas, se verían obligadas a cerrar, dejando el espacio libre para que la banca asuma gran parte del control de los criptoactivos privados del ecosistema.

De allí que, muchas personas creen que esta nueva propuesta de Ley bipartidista, que supuestamente es necesaria para combatir actividades ilícitas, realmente está diseñada para que en la práctica se frene la innovación, poniendo en peligro la privacidad de los usuarios y favoreciendo a los grandes bancos, destruyendo en el camino los principios fundamentales de libertad y privacidad personal de las criptomonedas.

Y no como afirman los senadores Warren y Marshall, que fue creado con la idea de contrarrestar el uso que se está haciendo de los activos digitales, en actividades criminales como el lavado de dinero, ataques de ransomware y financiamiento del terrorismo, como sucedió con el grupo terrorista Hamás. En consecuencia, ahora es conocido cómo el proyecto de Ley Anti-Bitcoin.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.