El Director de RRPP Internacionales y Jefe del Departamento de Análisis de Negocios en ICOBox, Dima Zaitsev, comparte su perspectiva sobre la programación para blockchain en nuestro país

 

La gente aún se pregunta qué es eso del “Blockchain” o cadena de bloques. En los ojos de un profano el término no queda tan claro como el agua de primeras, pero se menciona cada vez más en medios, noticias y artículos en línea. Claramente, algo está pasando con el blockchain y la atención de los curiosos se deja notar en España. Si acudes a san Google para buscar el término, aparecen no menos de 129 millones de resultados.

 

 

Con tantas opciones, ¿dónde podemos empezar a aprender sobre esta tecnología?

 

Pero ¿qué es el blockchain?

Wikipedia se ha convertido en una de las fuentes de información que mejor realiza la tarea de comunicar información compleja de forma entendible. Según esta enciclopedia online, el blockchain consiste en una lista de registros llamados “bloques” (blocks) que están interconectados mediante procesos criptográficos. Cada bloque contiene un hash del anterior, una marca de tiempo (timestamp) y los datos de transacción, es decir, la información que protege.

Un hash criptográfico es una función matemática de características muy especiales: es determinista, se computan sus valores rápidamente, hace impracticable descifrar su contenido, y pequeños cambios en su contenido inutilizarían el propio hash, además de tener valores únicos e irrepetibles. En otras palabras, el blockchain permite crear un registro protegido a prueba de ataques que intenten modificar su contenido.

Sin embargo, el blockchain no solo proporciona seguridad mejorada sino que también introduce un cambio de chip: la descentralización. Las grandes corporaciones han creado sistemas basados en el concepto opuesto, es decir, centralizados, ej. las bases de datos se salvaguardan en discos duros en un edificio bien equipado. A pesar de la existencia de copias de seguridad que previenen posibles pérdidas o corrupción de datos por accidentes o ataques, esta solución no está carca de la descentralización: cada usuario de un blockchain puede compartir los registros.

Las aplicaciones de la tecnología son virtualmente infinitos, desde la venta de gatitos criptográficos (cryptokitties) hasta la preservación de patrimonio cultural.

Un estilo de vida descentralizado

Hace unos años escuché por primera vez sobre los nómadas digitales en las noticias. Tan solo se trataba de una tendencia más en aquel entonces, pero es ahora el día a día de los empleados de ICOBox. Junto a la libertad geográfica, la (habitual) elección de horarios, y los trepidantes viajes vienen los numerosos retos: mantener una conexión estable a internet, el cambio de zonas horarios, visados, etc.

Trabajar en una empresa global es vivir descentralizados. Una rutina mensual puede incluir la asistencia a un evento en Malta una semana, en Singapur la siguiente, EE. UU., y España, completando un recorrido por medio globo terráqueo en semanas. En estos viajes se tiene la oportunidad de hablar con gran cantidad de personas con gran experiencia en tecnología, como es el caso de Andrei Karpushonak, un freelancer del desarrollo de software con más de 12 años de experiencia en el sector.

Después de una breve conversación sobre el trasfondo de la tecnología, mi primera pregunta estuvo relacionada con el interés que los desarrolladores senior tiene en el blockchain.

 

El desarrollo en blockchain requiere de la combinación de varias habilidades, como la programación de ordenadores, la criptografía, teoría de juegos, que si bien implica un comienzo más complicado asegura resultados más satisfactorios a la larga, ya que un desarrollador de blockchain adquiere una mejor comprensión sobre el sistema financiero actual, la tecnología de vanguardia, e incluso los procesos filosóficos, sociológicos y gubernamentales asociados. Blockchain trae consigo mucho más que solo tecnología.

 

Andrei vive en el sur de España, desde donde conoce en primera persona el creciente interés en el sector. Aún existe falta de experiencia en el sector, que es relativamente nuevo y emergente, considerando la reciente burbuja del bitcoin en 2017. Por lo tanto, dominar las habilidades ahora permitirá a los profesionales destacar en los años venideros con una ventaja sobre quienes vengan después.

 

Lo único constante en el desarrollo de software es el cambio. Las nuevas tecnologías vienen y van constantemente. El mercado de trabajo fluctúa todo el tiempo y los desarrolladores, para estar al día, necesitan evolucionar, adaptarse y aprender progresivamente. El blockchain proporciona la oportunidad de programar el dinero usando bienes digitales nativos, algo imposible anteriormente, así que hay infinitas posibilidades y oportunidades al alcance en este sector, que sigue estando tremendamente inexplorado: empezando desde un uso simple de carteras (wallets) con activos digitales, almacenamiento en frío (cold storage) útil y seguro en forma de bóveda de seguridad (digital vault) o investigando en profundidad en los mecanismo de consenso, dentro del área de Investigación y Desarrollo (I+D).

 

Un creciente mercado en España

Si analizamos el alcance del sector del blockchain en nuestro país debemos concluir que está apenas en sus comienzos. Sin embargo, hay una visión positiva para los próximos meses y mucho interés de cara a comienzos de 2019. Algunos entusiastas esperan otra burbuja navideña para el bitcoin, mientras que los más cautos siguen la corriente actual de movimiento con atención.

 

El mercado laboral para desarrolladores de blockchain está creciendo pero hay una gran diferencia en los proyectos en los que un desarrollador puede trabajar en este sector: dependiendo del país o la región en la que residen. Hay oportunidades remotas disponibles al mismo tiempo que la naturaleza del trabajo involucra resolver usos de bienes digitales o criptoactivos. Además, la confianza es un gran problema en todo el sector, la cual es más complicada de consolidar trabajando remotamente. Para superar estas dificultades es posible que mejor estrategia sea elegir un proyecto de open source (código abierto), por ejemplo en GitHub, o un canal de comunicaciones oficial de un proyecto determinado. Es decir, la mejor forma de empezar es aprender haciendo uno mismo.

El camino hacia la maestría del blockchain está lleno de obstáculos de toda clase. Afortunadamente, la gente está desarrollando una consciencia sobre la importancia del aprendizaje. Reuniones como las organizadas por CIBTC el 27 del presente en Granada, el 28 en Almería y el 2 de octubre en Málaga sirven para reunir el impulso necesario para eventos de mayor envergadura, como la segunda edición del Congreso Internacional Blockchain CIBTC que tendrá lugar en el Hotel Roc Blanc de Andorra los días 5 y 6 de octubre en un recinto con capacidad para 450 personas. Allí, los asistentes podrán aprender sobre blockchain con charlas, talleres y otras actividades.

 

 

Si bien los eventos de blockchain de envergadura internacional son escasos en España, algunos tienen lugar al año, como el Blockchain Solutions World 2018 del 16 al 18 de octubre en Barcelona dentro de la Fira de Barcelona al cual acudirán miles de personas. ICOBox participará en esta conferencia con un equipo de tres personas, liderados por Dima Zaitsev en compañía de Evgeny Nikiforov y César Patiño. La expansión del blockchain en España y Latinoamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.