Bittrex se ha declarado en quiebra en EEUU tras denuncia de la SEC

0
1138

Este lunes, sorprendió a todos la declaración de quiebra del criptointercambio Bittrex Inc., luego de haber transcurrido “tres semanas después” que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, «por sus siglas en inglés»), demandara a ese criptointercambio por operar una bolsa de valores no registrada.

La criptoempresa con sede en Seattle, dijo en un comunicado que habían tomado la decisión de declararse en bancarrota conforme al Capítulo 11 en un tribunal federal de Delaware, aclarando que para aquellos clientes que no retiraron sus activos digitales de la plataforma antes de fines de abril, sus “fondos permanecen seguros y protegidos”, siendo la principal prioridad de Bittrex, el garantizar que estén completos.

Además en el texto del comunicado de Bittrex, se señala: “Si bien el Tribunal de Quiebras decidirá en última instancia el método por el cual esos fondos pueden ser reclamados y distribuidos a nuestros clientes”, dijo que tenía la intención de solicitar al tribunal de quiebras una reapertura limitada de las cuentas de los clientes para que puedan retirar sus criptoactivos de la plataforma.

En este sentido, Bittrex dijo: “tenemos la intención de solicitar al tribunal que active esas cuentas lo antes posible para que los clientes que cumplan con los requisitos reglamentarios necesarios puedan retirarlos”.

Como se recordará, Bittrex ya había cesado sus operaciones en Estados Unidos el pasado 30 de abril, sin embargo en el comunicado se señaló que la declaración de quiebra no afectaría a Bittrex Global, el criptointercambio que presta servicios a clientes fuera del país. “Este anuncio no afecta a Bittrex Global, que continuará con sus operaciones normales para sus clientes fuera de los EEUU”.

De acuerdo al texto de la demanda introducida por la SEC, el pasado 17 de abril contra Bittrex, se señala que el ex CEO William (Bill) Shihara, impulsó a los emisores de criptoactivos que buscaban poner sus tokens en la plataforma de la compañía, a que eliminaran declaraciones públicas que podrían llevar a los reguladores a investigar esas ofertas de tokens como valores.

Además, la SEC alegó que el criptointercambio no se registró como corredor de bolsa, intercambio y agencia de compensación, pero aun así, esta empresa con sus operaciones, obtuvo la suma de 1.3 mil millones de dólares en ingresos ilícitos entre 2017 y 2022.

La demanda de la SEC contra Bittrex Inc., incluye a la filial extranjera de Bittrex, Bittrex Global GmbH, por supuestamente “no registrarse como una bolsa de valores nacional en relación con su operación de un único libro de pedidos compartido junto con Bittrex”.

Por su parte, Bittrex ha negado todas las acusaciones de la SEC, afirmando que los criptoactivos de su plataforma no eran valores ni contratos de inversión, por lo que no tenía el deber de registrarse como “corredor de bolsa, intercambio y agencia de compensación” conforme así lo dice la SEC.

Parte del problema reside, en que la SEC ha actuado en los últimos meses contra varias miembros de la industria de las criptomonedas en Estados Unidos sin dar mayores detalles o argumentos, sobre cómo evitar infringir las leyes estadounidenses, por lo que ahora queda por esperar los resultados de juicio abierto de la SEC contra el criptointercambio.

Pero esta no es la primera vez, que Bittrex se enfrenta a los organismos reguladores estadounidenses, pues el año pasado, acordó pagar la cantidad de 29,3 millones de dólares con el objetivo de resolver una posible demanda en las Cortes debido a algunas violaciones de las sanciones interpuestas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro, el criptointercambio facilitó el financiamiento ilícito a personas relacionadas y situadas en Crimea (región de Ucrania anexada por Rusia en 2014) y en países como Cuba, Irán, Sudán y Siria.

En virtud de esto, ese ente del gobierno de Estados Unidos, actuó decidiendo que parte de la multa, unos 24,3 millones de dólares fueran a parar a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, «por sus siglas en inglés»), para cubrir con las costas de dicho proceso.

Por otra parte, la Red de Control de Delitos Financieros (FiNCEN, «por sus siglas en inglés») del Departamento del Tesoro, también acusó a Bittrex de no mantener un programa efectivo contra el lavado de dinero, entre febrero de 2014 y diciembre de 2018, por lo que tuvo que llegar a un acuerdo para no ir a las Cortes.

Sin embargo, la acción de la SEC contra Bittrex, forma parte de una persecución de los reguladores de EEUU contra la industria de las criptomonedas, la cual ha vendido siendo asediada con demandas y avisos de Wells, desde que el año pasado, tras una serie de quiebras de alto perfil en el ecosistema cripto, siendo la más importante de ellas, la quiebra del criptointercambio FTX.

Al momento de esta declaración de quiebra, Bittrex contaba con una relación de activos y pasivos que oscilaban entre 500 millones y 1 mil millones de dólares, según la petición de quiebra presentada en la corte de Wilmington, Delaware, a la cual tuvo acceso la agencia Reuters.

Asimismo, según la declaración de quiebra de Bittrex, los acreedores más grandes del criptointercambio eran en su mayoría clientes, los cuales quedaron enumerados como 16 clientes con al menos 1 millón de dólares en sus cuentas, sin identificarlos por su nombre.

La cuenta de cliente restante más grande de Bittrex tiene 14,6 millones en activos, de acuerdo a la misma petición de quiebra. Bittrex en su comunicado invitó a sus clientes a visitar el sitio Web durante el proceso legal en el Tribunal de Quiebras de Delaware, para mantenerse al tanto de cualquier información adicional a medida que sea recibida.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"