El bitcoin vuelve a estar en boca de todo el mundo, especialmente entre los tiburones de Wall Street, tras el fin del largo invierno criptográfico resultante del estallido de la burbuja de 2017.

Y, esta vez, parece que la pasión por el bitcoin se está extendiendo a la economía más tradicional, que por fin está comenzando a apostar por la reina de las criptomonedas como método de pago vanguardista que ofrece numerosas ventajas frente a las soluciones tradicionales. Hoy vamos a hablar precisamente de esto, de cómo el bitcoin está ganándose por derecho propio un más que merecido hueco en las transacciones de la economía del s. XXI.

Las empresas de pagos digitales, artífices clave de esta revolución

En los últimos tiempos, la irrupción del bitcoin en las transacciones comerciales está encontrando en las nuevas empresas de pago digitales uno de los mayores aliados para su democratización y para el aumento de su tracción.

No hay más que echar un vistazo a Skrill o Neteller, gigantes en el procesamiento de pagos por internet que han puesto todo patas arriba con la aceptación de la reina de las criptomonedas en sus plataformas.

Así, a día de hoy es posible utilizar bitcoin para depositar fondos en cuentas de Skrill o Neteller y utilizarlas en algunas de las grandes empresas del sector digital, como puede ser en el sector del iGaming para jugar al blackjack en Betway, Facebook en el sector de las redes sociales o Cryptoder en el sector de la compraventa de criptomonedas. Parece, pues, que las empresas de pagos digitales han optado por aliarse con el bitcoin y no combatirlo. Una idea que, en última instancia, parece beneficiar a todo el mundo.

Las empresas del turismo también contribuyen al uso de bitcoin como método de pago

El turismo es uno de los sectores estratégicos más importantes de la economía. Por este motivo, los entusiastas de las criptomonedas están encantados de que empresas como Destinia posibiliten que los usuarios puedan pagar sus billetes de avión o sus reservas hoteleras en bitcoin.

Esto, además, no solo contribuye a la popularización del bitcoin como método de pago común, sino que permite abaratar costes, al eliminar las elevadas comisiones que cobran los grandes gigantes de los pagos con tarjeta, como Visa, Mastercard o American Express.

En los últimos años, han ido surgiendo iniciativas interesantes destinadas a facilitar la adopción del bitcoin como método de pago. En España, destaca el caso de Bitempresa, un directorio que permite encontrar todos los negocios que aceptan bitcoin para la venta de bienes y servicios, todos ellos clasificados por direcciones o localidades.

Es curioso como una tendencia como los directorios, de capa caída desde hace algunos años, está resultando ser un trampolín muy importante para dar a conocer entre los ciudadanos qué establecimientos aceptan criptomonedas en su actividad comercial.

Hasta los colchones se suben al carro del pago en bitcoin


En los últimos años, el grado de aceptación del bitcoin como medio de pago ha llegado a sectores realmente curiosos. Así, por ejemplo, hoy podemos comprar con bitcoin en Maxcolchon.

Este es apenas uno de los muchos ejemplos de cómo no solo en los negocios de marcado componente tecnológico triunfa la reina de las criptomonedas. Incluso en el tradicional mundo de los colchones podemos utilizar el bitcoin. De seguir así esta tendencia, a la vuelta de unos años no debería sorprendernos una adopción masiva de las criptomonedas a la hora de adquirir prácticamente cualquier producto concebible.

El bitcoin como método de pago ofrece numerosas ventajas

Antes de finalizar, vamos a hacer un breve repaso de los principales motivos que se esconden detrás de este crecimiento exponencial en la adopción del bitcoin como método de pago.

El principal es que las comisiones bancarias desaparecen al instante, dejando así más margen de maniobra a los comercios para fijar planes de negocio más atractivos con precios más ajustados.

Destaca también la discreción que brinda el pago con bitcoin en los comercios, al verse las compras libres de toda asociación con datos personales, algo inevitable al pagar mediante tarjeta de crédito o débito.

Por último, a los usuarios les encanta poder confirmar la transacción en apenas unos instantes con el móvil, sabiendo que no hay riesgo de fraude en sus criptocarteras.

En resumidas cuentas, nos encontramos por fin en ese momento que tanto esperábamos muchos apasionados del bitcoin: el de su uso como medio de pago y no solo como depósito de valor.

Parece que, poco a poco, van calando las virtudes del bitcoin como vehículo para comprar y vender tanto entre los empresarios como entre los consumidores. Y tú, ¿has utilizado alguna vez bitcoin para adquirir algún bien o servicio? En caso de respuesta negativa, ¿te planteas hacerlo en un futuro próximo?

DisclaimerLa información aquí presentada no supone compromiso ni recomendación alguna por parte de Territorio Bitcoin. Territorio Bitcoin no participa en las inversiones ni recibe ningún tipo de retribución. Solo ofrecemos información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.