Icono del sitio Territorio Bitcoin

Binance anunció la designación de una Junta Directiva para reinventarse

Este lunes, Binance Holdings Ltd el criptointercambio más grande del mundo por volumen de trading y número de usuarios, a través de un comunicado, informó que había nombrado su junta directiva por primera vez en la historia, en un intento por reinventarse, tras el incidente de lavado de dinero del año pasado en el que se vio involucrado el criptointercambio.

De acuerdo al comunicado, la junta directiva recién formada de Binance Holdings Ltd consta de siete miembros y “estará presidida por Gabriel Abed, ex embajador de Barbados en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), con un mandato efectivo a partir del 7 de marzo, según el sitio web de Abu Dhabi Global Market.

“El CEO de Binance, Richard Teng, y los altos ejecutivos Heina Chen, Jinkai He y Lilai Wang, todos los primeros empleados y cofundadores de Binance, se unen a Abed en la junta”, añade el comunicado del criptointercambio.

Asimismo, se informa que “otros miembros de la junta incluyen a Arnaud Ventura, socio gerente de la firma de inversiones Gojo & Co., y al CEI de Bayview Acquisition Corp, Xin Wang”. Igualmente, el comunicado agrega que el consultor de empresas blockchain y profesor adjunto de la Columbia Business School, Austin Campbell, había ofrecido sus comentarios sobre la formación de la junta.

En los comentarios de Campbell, se indica que, aunque este “considera que la selección de la junta directiva se inclina en gran medida hacia miembros de la empresa que podrían resistirse a la gobernanza y el control externos, lo reconoce como un movimiento progresivo en Binance que será indicativo de la dirección futura de la empresa”.

Estos cambios están a tono, con el deseo de Teng, de establecer una estructura corporativa más convencional, que ahora permita tener una sede principal y una junta directiva que se encargue de las decisiones más importantes.

En todo caso, el comunicado también resalta el cambio de liderazgo que ha significado la entrada de Teng, como CEO, que había sido designado en noviembre tras el acuerdo de Binance con las autoridades estadounidenses.

Y es que, como se recordará en noviembre del año pasado, Binance Holdings Ltd y su fundador, accionista y para ese entonces CEO, Changpeng “CZ” Zhao, se declararon culpables de las acusaciones relacionadas con el lavado de dinero y violaciones de sanciones de los reguladores de Estados Unidos.

Dichas acusaciones, obligaron a Zhao a renunciar a su cargo como CEO, dejando en su lugar a Teng, frente al holding de criptoempresas de Binance, como parte de un acuerdo global con varias agencias estadounidenses para dar por terminadas las demandas que estaban preparadas contra el criptointercambio.

Su salida, motivada a la presión del Departamento del Tesoro de Estados Unidos junto a otras cinco agencias federales, cercaron a Binance Holdings Limited, Binance (Services) Holdings Limited y Binance Holdings (IE) Limited, que operan colectivamente como Binance y Binance.com por entre otras cosas, carecer de un programa eficaz para evitar el lavado de dinero en la plataforma.

Las autoridades demostraron que se hicieron operaciones de lavado de dinero y se financió el terrorismo utilizando la plataforma de Binance, lo que obligó a Zhao a reconocer su error mediante una declaración de culpabilidad y a renunciar a su cargo.

De esta forma, Zhao resolvió una serie de disputas en contra de él y Binance, relacionadas con lavado de dinero, financiación al terrorismo y por violaciones deliberadas de la “Ley de Secreto Bancario y sus regulaciones de implementación” que podrían haber puesto en peligro la operatividad del criptointercambio y sus filiales en el mundo.

Además de la declaración de culpabilidad y la renuncia de Zhao, se llegó a un acuerdo judicial que estableció el pago de más de 4.300 millones de dólares en una multa colectiva entre las agencias federales estadounidenses y una orden de consentimiento para llevar a cabo una supervisión de operaciones por un tiempo establecido de cinco años.

Del total de dicha multa, la cantidad de 3.400 millones de dólares fueron pagados a la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN, «por sus siglas en inglés»), la multa monetaria civil más grande en la historia de esa oficina, la cual se encargaría de realizar una supervisión multifacética de las operaciones de Binance Holdings por el tiempo acordado.

La orden de consentimiento de la FinCEN también se encargaría de vigilar otros compromisos de cumplimiento, incluidos “compromisos para garantizar la salida completa de Binance de los Estados Unidos”.

Ahora mismo, Zhao, se encuentra en Estados Unidos sin posibilidad de abandonar el país, en espera de la sentencia sobre su caso que conocerá a finales de este mes de abril, mientras que Binance todavía aún enfrenta acciones de ejecución por parte de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, «por sus siglas en inglés») producto de una demanda en las Cortes.

A pesar del desafortunado incidente con las autoridades estadounidenses y otras acciones de reguladores en el mundo, Binance desde su fundación en 2017, ha sido uno de los más populares proveedores de servicios de comercio de criptoactivos del mundo.

Mientras Zhao, mantenía el liderazgo de Binance, su crecimiento fue indiscutible hasta posicionarse como el más grande criptointercambio del ecosistema de las criptomonedas con una plétora de servicios conexos como criptobilletera, sus propios blockchain de capa 1 y sus respectivos tokens, además de un área de enseñanza sobre criptomonedas denominado Binance Academy, entre otros servicios de primer nivel que han sido aprovechados por la comunidad.

Salir de la versión móvil