Banco Central de Brasil seleccionó al Banco Itaú para crear una stablecoin

0
802

Brasil continúa sus avances a pasos agigantados en el ámbito de la creación de una economía digital para sus ciudadanos y el desarrollo de su propia moneda digital del banco central CBDC, acrónimo en inglés de (Central Bank Digital Currency).

Recientemente se pudo conocer, que el Banco Central do Brasil (BCB), seleccionó el proyecto de un banco privado, que implica el desarrollo de una stablecoin. Según lo reseñado por un sitio web de ese país, el BCB seleccionó el proyecto del Banco Itaú S.A.

El Banco Itaú, es la Institución Financiera más grande de América Latina, con activos consolidados de más de 504.000 millones de dólares, la cual será la encargada de desarrollar una solución DeFi basada en stablecoins, que mantenga en todo momento la paridad con el real brasileño, (la moneda fiduciaria de curso legal del gigante suramericano).

El BCB presentó la semana pasada, los 8 proyectos seleccionados en el marco del evento LIFT Lab 2022, que va por su quinta edición, una iniciativa coordinada por el BCB en alianza con la Federación Nacional de Asociaciones de Servidores del Banco Central (Fenasbac), para impulsar la innovación en el sistema financiero de Brasil.

De estos 8 proyectos, el primero que se destaca es el sistema DeFi – Liquidity Pool, una plataforma basada en un fondo de liquidez asociado a tokens emparejados con reales, dólares y otras monedas fiduciarias, que será construido por Banco Itaú, cuya finalidad es crear un fondo de liquidez con tokens que emulen stablecoins algorítmicas para mantener el PEG 1:1 con sus pares.

Básicamente, este fondo de liquidez debería funcionar de forma similar a cualquier otra stablecoin dentro de un sistema de DeFi, permitiendo además la custodia, el cambio de divisas, además de facilitar la realización de inversiones alternativas a través de blockchain y contratos inteligentes.

La construcción de este proyecto de stablecoin por parte del Banco Itaú, debe comenzar el 12 de septiembre de 2022 y culminar de forma preliminar el 15 de diciembre, con fecha de entrega final en enero de 2023.

Pero este interés del BCB por la digitalización de las finanzas no es nuevo, pues comenzó pues en agosto de 2020, cuando se inició el estudio y análisis para la creación de una CBDC en Brasil. Tras ello, se organizó un grupo de trabajo, encargado de la realización de estudios relativos a la emisión de una CBDC en ese país.

Hacia mayo de 2021, luego de deliberaciones de este grupo de trabajo, el propio BCB publicó una nota de prensa con los lineamientos a seguir para crear la CBDC brasileña, los cuales tenían como finalidad orientar la discusión a nivel nacional sobre este tema.

Dicho interés, también se ha extendido a los bancos privados de ese país. Cómo por ejemplo, el Banco Itaú, un banco orientado a la innovación financiera que ha seguido muy de cerca, las ventajas que representan las criptomonedas para el consumidor brasileño y latino en general, a pesar que los criptoactivos como soluciones financieras, amenazan la supervivencia de la banca.

Su enfoque hacia la innovación basada en las criptomonedas llevó al Banco Itaú, a anunciar hace unos meses atrás, su interés de lanzar una plataforma de intercambio de bitcoin para sus clientes en ese país.

Su enfoque hacia la innovación basada en las criptomonedas llevó al Banco Itaú, a anunciar hace unos meses atrás, su interés de lanzar una plataforma de intercambio de bitcoin para sus clientes en ese país.

Además, este megabanco creó una división de activos digitales llamada Itaú Digital Assets, con la finalidad de desarrollar productos bajo la tecnología blockchain. Y para ello, ha abierto vacantes buscando un programador especializado en funciones de hash, encriptación y técnicas de encriptación y programadores Web3.0, que ocupen el puesto de “Analista Senior de Ingeniería TI (Web 2.0 y Web 3.0)”.

Esta división Itaú Digital Assets, ha sido la responsable del más reciente lanzamiento de un programa de tokenización para clientes de la Institución bancaria, que mediante el lanzamiento de una plataforma que permitirá la conversión de productos financieros tradicionales en tokens digitales basados en blockchain, ofrecerá un servicio de “token as a service” (TaaS) y servicios de custodia de criptoactivos.

El concepto fue probado en una prueba interna en junio, en la que el Banco Itaú emitió tokens con plazo de 35 días y valor total de R$ 360 mil ($66.860 dólares), respaldados por un flujo de caja de cuentas de riesgo por cobrar. Esta venta estuvo restringida sólo para algunos empleados del banco y para algunos clientes seleccionados de la Banca Privada.

Este desarrollo, se llevó a cabo luego que, el BCB alentara a los bancos brasileños a desarrollar esta tecnología para generar riqueza en la economía de ese país y para también emitir stablecoins de sus depósitos.

Por otra parte, el BCB en sus esfuerzos por crear una economía digital y su CBDC, además de la solución de la stablecoin del Banco Itaú, impulsa otras tres soluciones basadas en tecnología blockchain para crear soluciones innovadoras para el sistema financiero.

La segunda de esas otras propuestas salidas del LIFT Lab 2022, es el Easy Hash, un Microcrédito Descentralizado, que prevé la tokenización de activos financieros en un blockchain, con la finalidad de descentralizar el riesgo crediticio entre los acreedores, el cual será desarrollado por Celso Jungbluth.

La tercera solución prevé el desarrollo de una integración del Real digital con una Blockchain pública, para permitir la conversión de la moneda brasileña en una parachain Celo con una stablecoin en una cadena de bloques pública, que se ejecute en EVM e incluso con PIX, para facilitar Smart Contracts, la cual será desarrollada por Lovecrypto LTDA.

Y la última solución basada en blockchain de este grupo, es la utilización de contratos inteligentes y stablecoins, a través de una aplicación con reglas comerciales para que los CCB (Bank Credit Note), puedan integrarse con stablecoins o CBDC, a partir de transferencias de Pix o TED, que será desarrollada por Nest.

Sin lugar a dudas, el BCB y el Banco Itaú, son claros ejemplos de cómo el sistema financiero tradicional, está buscando integrar a bitcoin y el resto de criptoactivos, dentro de su ofertas de servicios dirigidos a los clientes, en un intento de recuperar el control de las finanzas de las personas.

Advertencia "La inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.